Nuevas restricciones liberticidas a partir de hoy viernes 19 de noviembre. Las nuevas restricciones afectan principalmente, cómo no, al sector del ocio. Los bares, restaurantes y discotecas tendrán que cerrar a medianoche. El impío y discriminador pasaporte covidicio, antes reservado en exclusiva a la hostelería, se extiende ahora a los teatros y cines. Y por supuesto, el Primer Ministro irlandés, Micheál Martin, no descarta nuevas medidas, cada vez más restrictivas, en las próximas semanas si la “situación sanitaria” sigue deteriorándose. Sic.

Todo se perderá como lágrimas en la lluvia

Pues nada, aquí seguimos con esta Tercera Guerra Mundial no declarada abiertamente.  La inmensa mayoría de la peña hibridando miedo y culpa, aceptará las tiránicas leyes que el Gran Leviatán imponga para sentirse dizque seguras.

En donde ya no serán dueños de nada. Ni de sus propias vidas. Todo formará a ser parte del monstruoso Estado y la gente solo será un número que puede ser eliminado en cualquier momento según le plazca a la Bestia estatal, tan bien machihembrada al Gran Capital, preferentemente FARMARIA y grandes y censoras tecnológicas…

…Un puto Guantánamo planetario…Y todo se perderá como lágrimas en la lluvia. En fin.

Irlanda, apuntalando el liberticidio bajo falso pretexto sanitario