Javier Navascués dialoga con D. Alberto Royuela, quien demuestra al periodista de EL PAÍS, que no es un "bulo" el Expediente Royuela y, a modo de ejemplo, procede a leer las pruebas de notas manuscritas del fiscal Mena en las que encubre el asesinato de su hijo Javier Royuela.

Alberto Royuela puede demostrar ante un juzgado que las notas que se leen en este vídeo son notas manuscritas escritas por el fiscal Mena, pues dichas notas contienen sus huellas dactilares, su ADN y 3 pruebas caligráficas de diferentes países.