Iba a ser un paseo para el Barça, pero se ha convertido en una vuelta de tuerca a la Liga BBVA. La derrota del líder ante el Real Madrid, que se quedó con diez tras la expulsión de Sergio Ramos a siete minutos del final del encuentro, ha supuesto un varapalo para los azulgrana, que nada pudieron hacer ante la remontada blanca y que no pueden parar a lamerse las heridas porque el martes se la juegan otra vez en casa, esta vez frente al Atlético en Champions. Los de Zidane si sitúan a siete puntos del primer puesto de la tabla.

 

El Real Madrid puso contra las cuerdas a los de Luis Enrique, que se vieron anulados con el orden defensivo impuesto por un Zinedine Zidane que, aunque con trabajo, pasó la criba del clásico. Piqué abrió el marcador en el 55’, pero poco les duró la alegría a los culés, que vieron cómo Benzema conseguía el empate en el 61’. Cristiano Ronaldo puso la guinda al pastel merengue en el 84’

 

El encuentro comenzó con un vídeo homenaje a Johan Cruyff. Y parece que el que aplicó una de sus máximas (“Si no puedes ganar, asegúrate de no perder”) no fue otro que Zidane. La jugada le salió redonda. Keylor Navas, además, estuvo soberbio, y aguó las esperanzas de los locales en más de una ocasión.

 

Igual que el colegiado Hernández Hernández, que comenzó desentendiéndose de una patada de Sergio Ramos a Messi justo en el borde del área. El 4 blanco pareció buscar la segunda tarjeta a la desesperada, pero el árbitro se negaba a concedérsela…hasta que no le quedó otra casi al final del partido. También erró para el Madrid al anular un gol de Bale. El Barcelona cae así tras 39 partidos.