En estos tiempos convulsos y revueltos se habla mucho actualmente del concepto nauseabundo que desprende hedor a detritus mental y moral del concepto de (Nación de nacionalidades) la constitución y todos los partidos que se escudan y amparan en ella desde la derecha sociológica hasta la social democracia cosifican la palabra España.
La constitución en sí cosifica esa palabra dado que la unidad nacional es una y la pluralidad regional es aquella que por completo varía ya que no es lo mismo un vasco que un andaluz o un madrileño o un alicantino.
Lo que nos une es la empresa común que nos hace a todos iguales sin excepción es más parafraseando a Gottfried Leibniz, me agrada la variedad reducida a la unidad, el problema de esta frase es que no se le puede otorgar a botarates como Pablo iglesias que emula con su cambio de imagen a Iosif Stalin comparando a España con la cordillera helvética (Suiza) de que España es plurinacional.
La culpa en su totalidad no es suya salvo parcialmente ya que alude al misal de la constitución la cual se lleva en el bolsillo como el dinero que ha sustraído al pueblo español, una vez los imbéciles de sus votantes e incluso gente honrada y de buena fe que depositó sus confianzas en un ser despreciable.
El articulista actual del Gara que para que ustedes estimados lectores se hagan una composición no es otro panfleto terrorista etarra que sirve de lectura para los asesinos etnicistas del tiro en la nuca, un panfleto que no sirve ni para llevárselo consigo al retrete.
El usarlo como papel higiénico produce urticaria.
Me produce náuseas la actual situación caótica y materialista que actualmente padece nuestra empresa común que es España en donde grandes hombres tradicionalistas como Juan Vázquez de Mella, el verbo de la tradición o autores españoles como Miguel de Cervantes y Saavedra, autor del loco más cuerdo, el cual muchos padecemos por su culpa un quijotismo radical carente de todo materialismo enfrentándonos a grandes molinos de viento o si entramos en profundidad en la generación del XXV¡¡ Autores como Federico García Lorca, Dámaso Alonso o José María Hinojosa Lasarte entre otros a destacar.
La decrepitud de la sociedad junto con los subproductos de la LOGSE, LOMCE y demás leyes de educación nos muestra una juventud constipada que no deja de moquear y estornudar mentiras convertidas en verdad.
Pablo Iglesias sabe perfectamente diferenciar entre la derecha sociológica liberal y el fascismo o el tradicionalismo pero anima a sus cachorros que forman parte de la piara antifascista de arremeter contra aquella España plural cuyo sustento es la unidad precisamente entre todas las tierras de España.
No se puede poner tronos a las causas y cadalsos a las consecuencias Juan Vázquez de Mella, dixit.
En el nombre del socialismo científico y materialismo de Marx cuyo eje es posicionar a las masas soliviantado a estas como un vulgar motor de la historia arrebatando al hombre la espiritualidad.
Pablo Iglesias para el marxismo ortodoxo es un socialdemócrata como Alberto Garzón coordinador de izquierda unida que lidera la corriente del "socialismo democrático"
Precisamente el liberalismo cree en la mentira hecha votos y de ahí salen las peores tiranías repercutidas al hombre solo que sin cadenas sino con miseria, la juventud actual no mira a España con ojos azules o desde la tradición sino desde un pasotismo ya que ignoran que el precio de desentenderse de la política es el dejarse ningunear por las peores formas de gobierno.
La política ha de ser entendida como un arte....
Voy a entrar a la plaza a torear e incluso a cambiar el tercio de la música precisamente no somos nuevos en esta plaza, Señor Iglesias por eso su concepto de nación de nacionalidades y artículo 2 de la constitución métase la vía rectal hasta sentir en lo más profundo la navata de Galapagar.
Aunque ahora se vaya a Barcelona a jalear las turbas separatistas en el concepto vacuo ya que da más asco los que abogan por el referéndum que aquellos que abiertamente defienden el separatismo terrorista destructor de nuestra patria.
Lo hi de putas agradan cuando van de frente no cuando reptan cual serpiente venenosa para persuadir con voz insoslayable, lánguido y pausado sobre todo al pueblo que lejos de leerse los prospectos de los medicamentos imagínense ustedes un programa político de una ideología determinada.
Pablo Iglesias dixit; Hagamos que España se masturbe con nosotros.
Sr Iglesias, usted no llega ni a la mísera polución nocturna. Permítanme vuestras mercedes que le respondan en términos hedonistas.
Eso sí le felicito y en lo personal deseo sin acritud que sus hijos crezcan, sanos y salvos en un lugar idílico y bucólico si puede ser en un lugar más humilde y no pase usted de servilleta a mantel ya que no lleva a babero de bebé.
La constitución precisamente es: Anti Nacional, anti clerical, da la espalda a Dios, defiende el aborto, produce paro, lucha de clases y desigualdad entre CCAA. La defensa acérrima que partidos como vox e incluso podemos muestran como espejo reflector lo que verdaderamente son y la función que ejercen de anticuerpos del sistema.
El defender la constitución es ser anti español ya que el defenderla es ser cómplice de todo mal ya que precisamente el leviatán marxista que es pan ácimo habita en ella. Vox y Podemos son tan diferentes entre sí pero a la par similares por la sencilla razón de que la constitución crea fenómenos de disidencia controlada para no salirse del tiesto.
No se puede hablar de libertad desde un concepto liberal o marxista como el eslogan del PCTE ya que precisamente el comunismo es tiranía y el liberalismo esclavo del patrón oro.
Ayuso así en su contrario dijo; Comunismo o libertad siendo hija del liberalismo y cuando arrasó en las elecciones de la comunidad de Madrid en aras de la libertad mendigó el voto en Chueca incluso hablando con transformistas, la derecha sociológica en su esplendor conservando todo lo malo y otorgando libertad a quien emplea las más sucias artimañas del libertinaje sexual propio de mayo del 68.
Cualquiera diría que Ayuso es una convenida o una troska en potencia extraída de la liga revolucionaria de Alain Krivine o el partido trotskista de (Aurora) o partido socialista de los trabajadores que defiende la revolución permanente frente al concepto del socialismo de un solo país que defendía Iosif Stalin al cual Iglesias en sus noches húmedas se traviste encarnando su corte de pelo cuando éste era un joven revolucionario bolchevique e Iglesias simplemente un burdo propagandista que Orlov le hubiese puesto a buen recaudo.
La unidad nacional sólo varía en su pluralidad esa es la grandeza de España bajo el paraguas de la familia, sindicato y municipio estando Dios presente en todas sus batallas; Santo Tomás Moro, dixit, la política ha de estar ligada a lo moral estando dios por encima de todo.
En el momento que se deja de creer en Dios, se puede creer en cualquier cosa incluso en Pablo iglesias.
Me agradaría terminar con un breve recordatorio que quizás ayude a amar a España, poéticamente con afán caritativo, la solidaridad es regional. Camaradería es caridad y unidad.
España; ¡Una, grande y libre!
Unidad Nacional= pluralidad regional
Vascos, andaluces, madrileños, la diferencia entre regiones os hace grandes, la unidad os hace fuertes.
La constitución destruye tu nación y ojo con los nuevos actores políticos; una caricia puede incitar al pecado y una torta evitarlo.
 
!Que buen vasallo si oviesse buen señor!