Hace exactamente un año, el 21 de noviembre de 2020, Peter Hauer se ponía en contacto conmigo a raíz de mi entrevista con el periodista y escritor belga, Lionel Baland. Peter Hauer, Pit, era un periodista y traductor austríaco del portal de noticias Unser Mitteleuropa (Nuestra Europa Central), un medio que publica artículos y noticias en alemán y en polaco (Wydanie Polskie), de hecho, el medio está registrado en Cracovia porque, como señalaba Pit, “Polonia es un país con mucha más libertad que Austria o Alemania”.

Pit me escribió para ofrecerme la colaboración con su medio, mediante el intercambio de artículos e incluso la realización de entrevistas conjuntas, y, por supuesto, acepté. La idea de Pit fue creciendo y cada vez más medios se fueron sumando al proyecto que tomó el nombre de “Colaboración Europea de Medios”. Gracias a esa colaboración, pude entrevistar a políticos de AfD (Alternativa para Alemania) o del FPÖ (Partido de la Libertad de Austria), y conseguí que mis entrevistas fuesen publicadas en alemán, polaco y en otros idiomas, cada vez más. También me ha permitido conocer a patriotas como el almirante retirado y miembro de La Lega, Nicola de Felice, todo un experto en inmigración ilegal, o a periodistas como Bogdan Sajovic, Yann Vallerie o Mariann Öry.

La Colaboración Europea de Medios cuenta en este momento con medios alemanes, polacos, húngaros (entre otros el Magyar Nemzet y el Magyar Hírlap, los principales medios conservadores de Hungría), italianos (como el Centro Machiavelli y La Voce del Patriota), franceses (como Brezh-Info), eslovenos (como el semanario conservador Demokracija que también publica en inglés), y de países como Croacia, Suiza, etc. Esta colaboración entre medios patriotas y conservadores ha permitido una difusión mucho mayor de nuestros artículos y una forma de conocer de forma directa lo que está sucediendo en otros países europeos. Por ejemplo, mis entrevistas con la ministra de Justicia de Hungría, Judit Varga, o con el viceministro de Justicia de Polonia, Marcin Romanowski, fueron publicadas en alemán, esloveno, francés, húngaro, inglés, italiano, lituano y polaco. Todo gracias a la iniciativa que puso en marcha Pit.

El 30 de octubre escribí a Pit para enviarle una entrevista, me comentó que no sabía si podría publicarla porque estaba afectado por una parálisis. No recibí respuestas a otros correos que le envíe y me puse en contacto directamente con su medio. Ayer, 21 de noviembre, recibí la respuesta. Peter falleció repentinamente el 3 de noviembre. Sus compañeros en Unser-mitteleuropa no tenían acceso a su correo, por lo que no pudieron comunicar su muerte a todos los que colaborábamos con él. Su muerte es una triste noticia para los que creemos en una Europa distinta a la que nos venden desde los grandes medios de comunicación y su vacío será difícil de llenar, pero nos ha transmitido sus ganas y su simpatía y, como no puede ser de otro modo, continuaremos lo que él empezó. Sirva este breve artículo para honrar su memoria y su trabajo.

Descansa en paz Pit.