Para la gran mayoría de las personas el término Nuclear está asociado a desastres como los de Chernobyl (1986) y Fukushima (2011) debidos a errores humanos, errores de diseño, catástrofes naturales y falta de seguridad nuclear tecnológica.

Desde aquellas fatídicas fechas han pasado 36 años en un caso y 11 en el otro, espacio de tiempo que ha sido aprovechado por quienes han querido criminalizar aquello que probablemente querían controlar para evitar la aparición de mercados energéticos estables, frente a la inestabilidad de mercados dependientes del petróleo y gas incluidos los desajustes de la economía mundial.

Quienes han participado de esta estrategia de acoso y derribo a lo Nuclear se olvidaron sin mala fe  ¡claro está¡  de informar que la energía nuclear no solo se utiliza para producir energía eléctrica, sino que juega un papel muy importante en medicina con aplicaciones médicas como la Radiología, la Tomografía, los Radiotrazadores, la Resonancia Magnética y los Escáneres.

Por otra parte la Energía de fisión nuclear contribuye al cumplimiento de 9 ODS de los 17 ODS contemplados en la agenda 2030 de las Naciones Unidas:

A efectos comparativos podemos indicar que en períodos de tiempo aproximadamente equivalentes entre 1986-2011 las muertes directas en Chernobyl (60 muertes) y Fukushima (1) sumaron 61 muertes directas por accidentes nucleares, mientras que en período de tiempo equivalente es decir entre 1985-2016 las inundaciones a nivel mundial produjeron en América, Asia, Europa y Oceanía sumaron un total de 364.190 muertes directas por inundaciones.

Para los más aprensivos con las Centrales Nucleares sirva un ejemplo a modo comparativo: La seguridad de los automóviles en el 1950 (primera central nuclear año 1954 en Obninsk- Rusia) no es la misma que la de los automóviles en el 2022, no queda más alternativa que dar por sentado que la evolución tecnológica y de seguridad industrial de las centrales nucleares ha sido exponencial.

La generación de energía en España representa el 3 % del PIB, nuestra geología da buena cuenta de la pobreza energética en recursos fósiles como son el petróleo y el gas, lo que sumado al despilfarro estructural ha limitado el desarrollo económico de España.

Al 30/12/ 2021 la generación de energía eléctrica mediante FISIÓN nuclear en España representada por siete 7 reactores nucleares y 5 centrales operativas lo que supone entre un 20,8 % - 22,2 % (según fuentes) del total nacional y una capacidad total que oscila entre 7.121- 7.400 [MW] (según fuentes) . El Ministerio para la Transición Ecológica autorizó a renovar la explotación de Almaraz I y II y Vandellós II en julio del 2020.

A nivel mundial el número de reactores de fisión nuclear es de 444 (32 países) entre los cuales se encuentra España, nuestro país vecino Francia tiene una participación en su mix del 70,65 % frente al nuestro que es del 21,4 %.

            Desde Túpatria la posición actual es de apoyo a la industria de FISIÓN nuclear existente en España con todas las ventajas y desventajas que pueda presentar.  La energía de FISIÓN nuclear en España genera estabilidad en los mercados energéticos nacionales y la consideramos necesaria, básica y fundamental hasta que se alcance el cambio a una tecnología de FUSIÓN nuclear, con una fase intermedia de SMR de reactores modulares reducidos.

Por supuesto que desde TúPatria NO ESTAMOS DE ACUERDO CON EL DESMANTELAMIENTO de las centrales nucleares en España porque entre otros aspectos, sus emisiones se limitan a vapor de agua, dan estabilidad al mercado de la electricidad, reduce la dependencia de los combustibles fósiles,  no depende de variables como el viento, la radiación e insolación, la climatología, y su eficacia y eficiencia cumple con el 90 % de las horas programadas.

Los accidentes tienen afortunadamente un índice de recurrencia muy bajo, los sistemas de seguridad industrial

son altos, sin embargo el riesgo cero por desgracia no existe, porque entre otros factores, el humano no siempre toma las mejores opciones para solucionarlo, la energía nuclear  de fisión no es renovable depende de  si se  poseen yacimientos de uranio / plutonio y de la tecnología para procesarlo, la gestión y almacenamiento de los residuos nucleares es costosa, por ello siempre se ubican en zonas geológicas con riesgo sísmico casi inexistente y una características geoestructurales  muy particulares.

 

Las reservas en España de octaóxido de uranio U3 O8 (somos el segundo país de Europa en importancia después de Francia) son de 4.650 t de U3 08 con (A) costes de explotación minera de 90,5 €/t y 12.160 t y (B) con costes de explotación minera que oscilan entre 90,5 €/t – 151 €/t. cuyos procesos de extracción y tratamiento de enriquecimiento requieren mejoras técnicas.

 

Por supuesto que desde Túpatria apoyamos igualmente a todas las energías renovables como un cambio global necesario frente a la dependencia del petróleo y gas, cambio que esperamos desde nuestro punto de vista que tenga un sentido orientado más al desarrollo industrial y generación de riqueza social y sostenible que de negocio a corto y medio plazo porque cuando la gestión que se hace de ellas no tiene una perspectiva de futuro a largo plazo se rompe el concepto de sostenibilidad social.

 

Nuestro posicionamiento contempla sin condiciones el apoyo a la FISIÓN NUCLEAR y a la próxima tecnología de  “FUSIÓN NUCLEAR”, donde es muy probable que en un futuro no más allá de 15 años se pueda producir energía ilimitada y exenta de contaminantes atmosféricos, mientras tanto apoyamos de igual forma los SMR (Reactores Modulares Reducidos de tercera generación), se trata de modelos reducidos de las actuales centrales nucleares, con una potencia que va desde los 10 a los 300 MW y cuyo objetivo es suministrar energía de forma descentralizada a grandes zonas industriales y áreas geográficas alejadas, entre ellas las que nunca formaron–forman-formarán parte de los Planes de Ordenación del Territorio y las competencias de las Diputaciones como una solución viable al reto de la España rural/vaciada tan necesitada de industrialización, creación de puestos de trabajo in situ y transformación, capaz de generar riqueza local y convertirse en un atractivo muy deseable.

Para España los SMR son una alternativa y una respuesta al boom de las energías renovables en particular las fotovoltáicas y eólicas como una solución a su disponibilidad condicionada por la ausencia de VIENTO o de LUZ SOLAR que no les permite producir 24/24 horas al día, hasta que se consiga un almacenamiento eficiente en pilas.

Los SMR requieren inversiones reducidas de 100-150 M€ frente a los 1.500-2.500 M€ de una central nuclear clásica, sus costes de operación oscilan entre 10-15 M€ frente a los 100-160 M€ de una central clásica.

Actualmente, se estiman unas reservas mundiales de uranio razonablemente aseguradas según costes (< 80 $/kg U) de 2.643.343 toneladas de uranio metal, que están desigualmente distribuidas desde el punto de vista geográfico. El 27% se encuentran en Australia, el 14% en Kazajstán, el 13% en Canadá y el 7% en Sudáfrica. En Europa, solamente están localizadas el 1,2% de las reservas totales mundiales.

España, con unas reservas de uranio probadas en 4.650 toneladas de U3O8 a costes de explotación inferiores a 80 €/kg U y 12.160 toneladas a costes comprendidos entre 80 y 130 €/kg U, representa el segundo país europeo en importancia, detrás de Francia. No obstante, las reservas de uranio españolas no son rentables en las condiciones económicas y técnicas actuales.

Las múltiples ventajas de los SMR para España y en particular el desarrollo del mundo rural son:

Reducir la dependencia de los combustibles fósiles y del gas,  sobre todo en condiciones geopolíticas inciertas. / Estabilizar los precios del MWh / Independencia energética a nivel de comunidades autónomas / Eliminar el peaje a las redes de transporte / Eliminar el despilfarro que suponen las pérdidas de energía por transporte. / Desarrollar industrialmente España, proporcionando un coste de la materia prima básica como es la energía eléctrica mucho menor que el existente y favoreciendo el desarrollo industrial alejado de los interés políticos de las regiones más industrializadas en detrimento de las menos industrializadas. / Estabilizar el predominio de algunos grupos inversores en energía renovables. / Transformar en impuestos locales a nivel de comunidad autónoma frente a los nacionales en la factura de la luz / Eliminar la dependencia de los consumidores electrointensivos / Eliminar los costes de mantenimiento y operación de centrales para dar seguridad al sistema nacional / Producir Hidrógeno sin CO2 / Permitir desalar el agua salada a coste muy inferiores a los actuales.

LA TECNOLOGÍA DE FUSIÓN NUCLEAR está representada por el proyecto ITER ubicado en Cadarache-Francia integrado por 35 países donde participan técnicos, científicos, economistas e investigadores, proyecto  no exento de crítica por los grupos ecologistas como siempre, por su elevado coste que ronda los 24.000 millones de euros, pero que si funciona permitiría diseñar plantas de fusión nuclear para generar suficiente energía eléctrica para generar hidrógeno como combustible, lo que permitiría acabar con el 90% de las emisiones de CO2 , e independizarse de los países productores con reservas de petróleo y gas. Para llegar a este estado necesitaremos al menos 15 años.

Sus detractores (algunos grupos ecologistas) inciden en que a largo plazo las energías renovables estarán más desarrolladas y serán más baratas que las restantes,  no obstante las previsiones para calcular el costo nivelado de la energía (LCOD) es especifico para cada proyecto incluidas su variabilidad y probabilidad considerando cada simulación estará influenciadas por el comportamiento que hayan tenido en el pasado-presente-futuro de dichas variables, pero para comprobarlo  habría que esperar al menos 20 años y si al final no fuera así sería un desastre es decir un camino sin retorno y sin precedentes para los países en vías de desarrollo.

DESDE TÚpatria adelantamos que nuestro posicionamiento en el proceso de transición energética para alcanzar  los objetivos de la UE 2030 y 2050 hacia una posición de equilibrio en el balance de las emisiones de CO2  y otros contaminantes antropogénicos de la atmósfera, sigue nuestro esquema y en ese orden (1….5) descrito a continuación.

  • Energía de Fisión nuclear 2) SMR           3) Energía Fusión nuclear              4) Generación con Energías renovables sin emisiones de CO2   5) Generación con energías no renovables con emisiones de CO2 .