Podemos presume de la libertad de expresión, de permitir que todos opinen sin importar cual sea su idea, pero este lunes quedó claro que la formación morada no está por la labor de que alguien contrario a sus ideas políticas interrumpa uno de sus actos.

El activista Lagarder Danciu, quien suele irrumpir en actos políticos para denunciar la situación de las personas sin hogar, fue expulsado de un acto de Podemos en Móstoles tras llamar “fascista” a Irene Montero, portavoz de Podemos en el Congreso de los Diputados.

En el vídeo, Lagarder Danciu, que en los inicios de la formación morada simpatizó con ellos, se ve al activista interrumpiendo el acto de clausura de la universidad de verano organizado en la localidad madrileña.

“¡Quiero hablar fanáticos!, ¿dónde está la libertad de expresión?”, gritaba el activista tras ser arrinconado por militantes de Podemos para evitar que se acercara a la mesa donde estaban Irene Montero y Ramón Espinar.

 

“Hay 5.000 personas sin techo. ¡Sois la casta, los anarquistas os van a vencer, fascistas es lo que sois!”, seguía gritando justo antes de ser expulsado por el grupo de personas que lo rodeaban.

Tras su expulsión Espinar dijo: “Como para que venga nadie a llamarnos fascistas”.