Entrevistamos a Nieves G. Aparicio, una madre que lucha para que no se vacunen a sus hijos si los médicos no se hacen responsables de la vacuna.

¿Podría explicarnos su situación y cómo ha llegado ahí?

Soy madre de 2 niños. Al abrirse hace unos días la posibilidad de "vacunar" de la COVID 19 a los más pequeños, y tener ciertamente mis dudas, decido ir a la pediatra de los niños para que me aclare mis preguntas y sobre todo, para que me de por escrito la receta ya que es un medicamento, pero sobretodo para que me dé la hoja con el consentimiento informado, y yo poder autorizar por escrito que soy conocedora de los posibles efectos secundarios y quien se hace responsable de esta inoculación.

Al comenzar la conversación con ella, una pediatra de Boadilla del Monte, (Madrid) me doy cuenta que no sabe absolutamente nada de legalidad, pues me dice "que no hace falta la receta", aún así yo le insisto que al ser un medicamento, tiene que ir recetado por escrito pues la  propia web de la Agencia Española del Medicamento pone que es un medicamento sujeto a prescripción médica.

CIMA: COMIRNATY 30 MICROGRAMOS/DOSIS CONCENTRADO PARA DISPERSIÓN INYECTABLE (aemps.es)

A esto solo me contesta ..." que es responsabilidad de cada padre ponérsela o no, ya que ningún profesional va a hacerse cargo de efectos adversos si los hubiera".......

Ante esta respuesta, lógicamente me quedo muy sorprendida y me remite al calendario de vacunas de la COMUNIDAD de Madrid diciendo que las que ahí aparecen no se prescriben tampoco. Con esto vuelve a mostrar su ignorancia legal, ya que las vacunas del calendario ya están aprobadas y autorizadas desde hace años y por supuesto si ocurre algún efecto adverso es la administración la que se haría cargo.

La vuelvo a dejar pues, sin respuesta válida y así se lo manifiesto. 

Le doy un sencillo ejemplo a ver si me entiende. Por ejemplo mi ginecóloga me recomendó la vacuna del Virus Papiloma Humano y al ser voluntaria , me la dio recetada por escrito, ¿por qué con los niños es distinto?...Raro...

Pues seguimos......al pedirle ya por último el CONSENTIMIENTO INFORMADO, me dice..."eso lo llevas  al centro de inoculación y se entrega al momento de inocular al niño".

Ok, le pido que me muestre ese documento y cual es mi siguiente sorpresa cuando no solo no es un CONSENTIMIENTO INFORMADO, para que lo firme y me exponga todos los efectos secundarios posibles (recordemos que hasta una aspirina lo lleva) sino que lo que me enseña es un AUTORIZO, sin más....una hoja que yo he de entregar en el momento de inocular a mis hijos, donde pone que les autorizo a hacerlo, sin más.

Nombre mío, relación con el menor, y el nombre de los niños con mi firma.... .¿pero esto para que es? pues para eximir responsabilidades, ya que con ese documento yo les estoy autorizando a hacerlo y además al no ser obligatorio...es total responsabilidad mía.

Vuelve a quedar claro que nadie se quiere responsabilizar de nada que pueda ocurrir pues como ella misma me admite, " nadie sabe que puede ocurrir ni a medio ni a largo plazo por que no hay suficientes estudios, tienes que tener fe que todo saldrá bien, es tu responsabilidad".

Y digo yo .... ¿Tengo que depositar MI FE ( como ella me pide) en algo científico?

Pues NO señora, la ciencia es prueba irrefutable, es estadística, son datos...pero NUNCA FE.  Yo no soy doctora, ni viróloga, ni pediatra, solo conozco mis derechos como ciudadana, y la obligación de proteger a mis niños con la legalidad.

¿Ya nadie recuerda la TALIDOMIDA? Rápido olvidamos...

Para los que no lo recuerdan o no lo saben, es un medicamento que una farmacéutica recomendaba y por tanto los médicos también, a las embarazadas entre los años 50 y 60. 

Este medicamento a pesar de que no estaba  lo suficientemente probado, se dio a miles de mujeres embarazadas en aquellos años, provocando gravísimas malformaciones en los fetos y por tanto todos estos niños han vivido afectados por estas graves consecuencias de las que hace  relativamente poco la farmacéutica pidió unas simples "disculpas" .

Pues bien, mis hijos no son un experimento, no quiero que queden dañados tal y como ya ha ocurrido con miles de jóvenes que presentan miocarditis de por vida a raíz de este medicamento, ya que.... No olvidemos que a día de hoy , la vacuna COVID 19, es un medicamento que esta APROBADO, pero no AUTORIZADO, véase...CIMA: COMIRNATY 30 MICROGRAMOS/DOSIS CONCENTRADO PARA DISPERSIÓN INYECTABLE (aemps.es)

Hasta la propia Organización Mundial de la Salud , afirma en su web a fecha 19-12-2021, que No se dispone de datos sobre la eficacia o la seguridad de la vacuna en los niños menores de 12 años. Hasta que se disponga de esos datos, no se recomienda vacunar sistemáticamente a este grupo de edad.

¿Entonces por qué lo hacen?

Que cada uno saque sus conclusiones, pero yo, como dice la DGT, "si adelanto, no dudo, y si dudo no adelanto".

Así que en este caso y con dos hijos sanos a rabiar "virgencita que me quede como estoy" , no seré yo quien ponga en peligro su vida sabiendo lo que sé y viendo que NINGUNA COMPAÑÍA DE SEGUROS, SE HACE RESPONSABLE ...¿ CURIOSO TAMBIÉN NO? PENSAD UN POCO...AUN NO ES ILEGAL. 

Que cada padre defienda a sus hijos con la versión que más crea, la información y los procedimientos están ahí para el que quiera buscarla.

¿Por qué ha decidido no vacunar a sus hijos?

He decidido actuar bajo la premisa de "prudencia" como casi todo en mi vida. Ante un gobierno que nos ha ido mintiendo con un ficticio comité de expertos que luego admitieron que nunca existió, y que a la larga se vio que además los dos estados de alarma fueron ilegales, no me ofrece ninguna confianza su estrategia habitual de.... "donde dije digo, digo Diego". Por tanto he decidido pedir respuestas a la responsable directa de la salud de mis hijos, es decir su pediatra, ya que ella mejor que nadie conoce sus patologías y es la que tiene que evaluar si puedo o no puedo ponérsela y en virtud de ello, hacerme la correspondiente prescripción. 
Dicen que es muy segura, pero nadie se quiere responsabilizar.

Efectivamente, repito que me dicen que la responsabilidad es solo mía como madre, y que NO encontraré un solo doctor que se atreva a hacer una receta con prescripción de la mal llamada vacuna.


Si hubiera discrepancia entre progenitores divorciados ¿esto como se soluciona?

la primera medida es hacerlo saber al otro progenitor mediante un burofax informando de la intención primera de no vacunar a nuestros hijos por este motivo de falta legal de recomendación de su especialista. Con esa advertencia legal de nuestra postura, si la otra parte quisiera seguir adelante, tendría que poner una demanda judicial, ya que al no haber acuerdo entre progenitores (se entiende que la patria potestad es compartida en la amplia mayoría de casos) finalmente tendría que decidir un juez.

¿Le preocupa esta imposición de los políticamente correctos?

Me preocupa que las personas no puedan ejercer libremente su derecho a hacer valer sus derechos, que parece que tengamos que tener miedo a usar la legalidad para poder validar algo tan importante como es nuestra vida y nuestra salud. 

¿Conoce a otros padres en la misma situación?

Conozco a muchos padres que aun habiendo se vacunado ellos (la mayoría por presión social, laboral o miedo a no poder viajar) tienen bastantes dudas de inocular nada experimental a sus hijos. Muchos esperan tomar una decisión en base a lo que crean, yo con este artículo espero ofrecerles la posibilidad de hacer lo que he hecho yo, QUE ACUDAN A SU PEDIATRA Y LES PIDAN POR ESCRITO ESTOS DOCUMENTOS QUE TODO PACIENTE TIENE DERECHO A TENER ANTES DE TOMAR CUALQUIER FÁRMACO, este no es una excepción.