Me preguntaba un joven hace unas semanas  sobre cuál era, a mi juicio, después de tantos años de lucha en el campo de las ideas y en la vida  profesional sobre el peor de los males que atacan a la a sociedad moderna.

Una pregunta muy interesante que ojalá fuese preocupación general de  esa criatura predilecta de Dios a la que como prueba de su amor dotó de inteligencia y voluntad y, en consecuencia, de libertad. Desgraciadamente los humanos, hoy, no cesamos de hablar de “libertad» cuando la mayaría ignora su esencia,  la regalan estúpidamente y se deja esclavizar.

Mi respuesta al joven interesado no tiene mayor dificultad  al comprobar que la Humanidad se deja llevar como un rebaño de borregos hacia el corral de la esclavitud absoluta. Esta realidad nos pone sobre la pista de la respuesta...

Efectivamente, viendo cómo una minoría de hijos de Satanás, inteligentes, omnipotentes y perfectamente organizados juegan como el gato con el ratón, con la Humanidad  es porque han encontrado el modo de neutralizar entre los beneficiarios del afecto especial  de la Divinidad, impidiéndoles el uso de la inteligencia y la voluntad, haciendo de los mismos pobres peleles que bailan al son que ellos les tocan.

Y no alleguen que exagero… ¿Es que no tienen bastantes pruebas ante ustedes diariamente? ¿Cómo es posible que un Gobierno de féminas de “cuota”, la mayoría sin capacidad,  ni formación para dirigir una partida de bolos en su barrio, que no creo exija ser números uno en Economía y Dirección de Empresas y menos aún catedráticos de física cuántica? Esas niñas que cada vez que tienen se remueven los cimientos del Universo ¿qué han demostrado? ¿Han resuelto algún problema de los españoles? Como ministras de un Gobierno cuya obsesión es arruinar España solo saben lucir sus tipitos, hablar para engañar y hacer el ridículo nacional e  internacionalmente. Pero esto es lo grave;  ¿Cómo se explica que el pueblo español  acepte sin la menor reacción esta negación absoluta de lo que cualquier ser inteligente entiende por “gobernar”? ¿Cómo es posible que estos seres inútiles se burlen y rían de todos nosotros y nosotros lo consintamos?

Resumiendo: Hablo de realidades palpables, y no invento nada. España es ya un inmenso corral de borregos apáticos y eso, evidentemente,  tiene una explicación. Lo que ocurre no es casualidad, sino producto de la causalidad,

Mi respuesta al joven tiene que ver con esa “causalidad». A ver si sé explicarme.

La libertad solo es posible donde pueden  utilizarse la inteligencia y la voluntad.

Un hombre que no puede razonar, que no tiene capacidad  para decidir sobre cuanto quisiera hacer, es todo menos un hombre. Es un pobre animal de instintos irrealizables

La privación de inteligencia  y de voluntad por culpa de tiranos es una “falsa privación”,  que nunca se “consuma del todo”. La verdadera “anulación” de esas dos facultades solo la puede hacer el sujeto poseedor de ambas. Dicho con crudeza, la verdadera esclavitud nace en el propio hombre cuando,  él mismo,  anula su inteligencia y su voluntad.

Ahí está la clave de mi respuesta al joven interesado en conocer mi opinión  sobre el peor mal que sufre La Sociedad española –y también las extrajeras-- ¿Cuál es, pues,  ese “virus” que ataca mortalmente a la inteligencia y a la voluntad del ser humano,  ser privilegiado -- ¡no me cansaré de repetirlo!--, como criatura predilecta del Dios Creador, que le regaló ambos dones de valor infinito?

Veámoslo bien. La inteligencia nos fue concedida con un objetivo fundamental: buscar la Verdad. El trofeo único,  capaz satisfacer plenamente a nuestra inteligencia, --lo sabemos por experiencia—consiste en encontrar la verdad. . La presa única,  capaz de hacer lo mismo con la voluntad,  es poder realizar lo que la inteligencia nos pide. La Historia nos enseña que la grandeza de los pueblos es un reflejo de esa misma realidad. Gracia y Roma fueron grandes y pusieron los cimientos de la gloria de Occidente, cuando sus grandes hombres descubrieron la potencia inconmensurable de la Filosofía, del  amor a la sabiduría que es, en esencia,  la Verdad. Lo mismo ocurrió con el pueblo que más ha hecho por la civilización del Mundo, o sea, España, nuestra Patria, cuyo poder nació se cimentó sobre el fundamento de la Sabiduría irradiada desde Salamanca por sus grandes pensadores y sobre su Fe Católica –depositaria de la Verdad Suma—

¿Por qué la Sociedad Moderna ha degenerado hasta profundidades de pocilga y  albañal? Sencillamente porque ha renegado de la Verdad y es una fiel adoradora de la Mentira desde hace trescientos años. Desde el momento en que la Sinagoga de Satanás emergió del subsuelo y de las cavernas e inició su dominio del Mundo.

Cristo definió perfectamente al Diablo –no podía ser de otro modo siendo Dios--  y lo  resumió en nueve palabras: “Homicida desde el principio y padre de la Mentira’” (dos cualidades que facilitan el reconocerlo) lo mismo que a sus hijos” que son “homicidas y embusteros”. Los españoles lo comprobamos, mejor que nadie, cada media hora desde hace cuarenta años, muy especialmente desde hace dieciocho. .

Sentadas las bases. No es difícil concretar la respuesta a la pregunta planteada. Evidentemente, el virus letal que  está destruyendo la Sociedad Española –y también la Occidental--  se llama,  en lo individual: la Mentira, y en lo colectivo –es decir, en el arte de gobernar y de informar--, el “imperio del SOFISMA”.

Vivimos en una atmósfera de sofismas. Los enemigos de la civilización, sabían muy bien lo que hacían, al suprimir del estudio de la Lógica en la Enseñanza  Hoy no se razona, se asimilan los sofismas,  genialmente preparados por los expertos en política y las ciencias de la comunicación.

Debo dedicar un segundo artículo al tema de los sofismas, pues es frecuente ver a personas convencidas de que piensan por sí mismos y solo repiten como papagayos tópicos,  que son  monumentales sofismas. Yo diría  que hasta las estructuras son producto de los sofismas.