"Genios" de las bolas mágicas: sus celebérrimas portadas de programación predictiva bosquejando la siniestra agenda del Nuevo (des)Orden Mundial: payasada pangolínica, criptomonedas, los próximos pufos de la doctrina del "shock"...

Comer pan o mierda: he ahí el hamletiano dilema

Solazándome con la lectura de su último número (luego me servirá para recoger las caninas deyecciones de mi añosa Larita), mientras me aproximo a beneméritas tierras palentinas. La reciente edición de mayo de 2022 anuncia que ¡más de mil millones de personas están a punto de morir de hambre! Pudiendo llegar a los 1.600 millones. En esta edición, se vislumbran arracimadas calaveras alfombrando tallos de trigo, augurando su diabólica hoja de ruta para miles de millones de personas en todo el mundo. Ains, dizque, el "Gran Reinicio", traducción: lampedusianamente, que todo (el capitalismo) cambie para que todo siga igual: los ricos, más ricos; los pobres, comiendo mierda.

Otrosí, en esta memorable portada: descarbonización del ¡¡¡grafeno!!! timovacunero y la farsa del calentón güebal, purita y acrisolada “pornogradía del miedo” ( junto a la sistémica y sistemática mentira) genuino y potentísimo motor del teatral espanto presente. Grosso modo: el lanzamiento de un nuevo y tiránico sistema económico mundial global de crédito (chino) social vinculado a la puta "huella de carbono".

Los ricos comerán pan (y coño de putas) y los pobres mierda, mierda

Leo, dejando atrás mi querido Aluche. "Al invadir Ucrania, Vladimir Putin destruirá la vida de personas que están lejos del campo de batalla, y a una escala que incluso él podría lamentar. La guerra está golpeando un sistema alimentario mundial debilitado por el covid-19, el cambio climático y una crisis energética. Las exportaciones ucranianas de grano y semillas oleaginosas se han detenido en su mayor parte y las rusas están amenazadas. Juntos, los dos países suministran el 12% de las calorías comercializadas. Los precios del trigo, que han subido un 53% desde principios de año, se dispararon un 6% más el 16 de mayo, después de que la India dijera que iba a suspender las exportaciones a causa de una alarmante ola de calor".

Prosigo férvida lectura. "La idea ampliamente aceptada de una crisis del coste de la vida no es suficiente para describir la gravedad de lo que nos espera. António Guterres, Secretario General de la ONU, advirtió el 18 de mayo que los próximos meses amenazan con ´el espectro de una escasez mundial de alimentos` que podría durar años. El elevado coste de los alimentos básicos ya ha aumentado en 440 millones el número de personas que no pueden estar seguras de tener suficiente comida, así hasta los 1.600 millones. Casi 250 millones están al borde de la hambruna. Si, como es probable, la guerra se prolonga y los suministros de Rusia y Ucrania son limitados, cientos de millones de personas más podrían sumirse en la pobreza. El malestar político se extenderá, los niños sufrirán retraso en el crecimiento y la gente morirá de hambre".

(Programados) Tiempos recios

Ayer, en Davos, en el aquelarre del FEM (Foro - de destrozo- Económico Mundial), Lagarde confirma la previsión anterior. Mientras, la OMS (Organización Mafiosa contra la Salud), tiranía sanitaria mundial mediante, a "gestionar" el final de la farsa pangolíca y el comienzo de la simiesca.

Y, más allá, de la guerra fake de Ucrania, en la segunda reunión de los ciberpoligoneros, pasado 9 de julio de 2021, con el genocida Klaus Martin Schwab ( jerifalte FEM) al frente, se dejan las cosas razonablemente despejadas: mira a Taiwan (  no tanto a Ucrania: de hecho, Putin ha sido discípulo de Schwab y parte del putrefacto programa de Jóvenes Líderes Mundiales). Ciberataque mundial, pues. Apagón, el acabose, China, ¿guerra nuclear?

Guerra Mundial Z(ombi). Pierre Gilbert, ilustre masón, 1995. Timo-Kakunas covidicias, alborada. En fin.