La compañía ALSA, mayor operador de transporte de viajeros por carretera en España, ha desarrollado la iniciativa de ofrecer cardioprotección a los viajeros de sus servicios de transporte, usuarios de estaciones de autobús y empleados de la compañía. 

 

Para implantar esta iniciativa ha depositado su confianza en B+Safe, quien ha instalado hasta la fecha 35 desfibriladores DOC® (Desfibrilador Operacional Conectado), en autobuses, estaciones e instalaciones de ALSAentre oficinas y talleres, número que irá incrementándose principalmente a nivel de  flota.

Carreteras Cardioprotegidas ALSA (2) S.jpg [144470 Bytes]

 En esta primera fase se han instalado desfibriladores a bordo de los autobuses que realizan nueve de las principales rutas que opera la compañía, entre ellos todos los Servicios Premium, y en los que cada año viajan más de 450.000 pasajeros. También se han instalado en siete importantes estaciones de autobuses, que son utilizadas cada año por más de 29 millones de personas, y centros de trabajo de la empresa en distintos puntos del país.

Formación

El proyecto, que convierte a ALSA en referente de empresa de transporte de viajeros cardioprotegida en España y en Europa, se ha completado con la formación de un total 330 empleados con distintos perfiles entre conductores, personal de atención al cliente en estaciones y personal de oficina.

Todos ellos han realizado el curso de resucitación cardiopulmonar, soporte vital básico y uso del desfribilador  DOC®, que les capacita para actuar con total solvencia en caso de que se produzca una parada cardíaca repentina a bordos de los autobuses, o en una estación o en las instalaciones de la empresa.

Además, cuentan con la tranquilidad añadida de que en caso de tener que utilizar el dispositivo, entra en contacto con personal de emergencia, que le tranquiliza e indicar los pasos a seguir y cómo actuar hasta la llegada de los servicios de emergencia.

El DOC®  es una tecnología altamente innovadora patentada por B+Safe, que une en un solo equipo un desfibrilador inteligente, fácil de manejar y de excelente calidad que incorpora un módulo de comunicación creado para dotar al equipo de telecontrol, tele-asistencia, y geolocalización las 24 horas del día.

 “De acuerdo a nuestros valores corporativos, ALSA incorpora de manera constante soluciones innovadoras en materia de seguridad en distintos ámbitos, y el campo de la salud cardiovascular no podía ser menos. Por ello hemos desarrollado esta iniciativa de la mano de B+Safe para cardioproteger a nuestros clientes, viajeros  de autobús y empleados, ya que un paro cardíaco puede producirse en cualquier momento y lugar y afectar a personas de cualquier edad y condición física”, explica Víctor Manuel López, Director General de la división de Transporte de Alsa.

Según Nuño Azcona, Director General de B+Safe, “es fundamental disponer de estos equipos en lugares que registran una gran afluencia de personas, como las estaciones de autobuses, donde su presencia puede suponer la posibilidad de salvar o no una vida.  Además, el hecho de incorporar esta tecnología salvavidas a vehículos que trasladan viajeros, extiende sus posibilidades de utilización todos los usuarios de la vía, lo que convierte a ALSA en un referente de cardioprotección en las carreteras de nuestro país”.

Para Azcona, “la fuerte apuesta que ALSA ha realizado en este respecto le aporta un valor altamente diferencial en el sector del transporte. Además, con ella, se consolida como compañía muy sensibilizada en cuanto a la protección de sus clientes y empleados y avanza en su compromiso con la sociedad”.

Según las estadísticas en España cada día en torno a 100 personas sufren una parada cardíaca, lo que constituye un problema de salud pública de gran magnitud,  evitable en muchos casos mediante el masaje cardíaco y el uso del desfibrilador.