Este es el único, viable y aceptable acercamiento que los marxistas terroristas y asesinos de ETA pueden y deben tener a la sagrada, bendita y Española tierra de Vascongadas. Aún existimos muchos que no olvidamos la ignominia, la vileza, la ruindad y los crímenes execrables.El secuestro, el tiro por la espalda, el odio hacia España, los exiliados, los extorsionados, las viudas, los huérfanos, los niños asesinados, los coches bomba, el dolor, la soledad, la incomprensión, el abandono, el olvido, la tibieza, la ambigüedad, el mirar para otro lado, la cobardía, el colaboracionismo.Nos tratan de imponer y convencer de que esto forma parte del pasado y que no existen vencedores ni vencidos. Cuando se ha tratado de una guerra sucia con un solo brazo ejecutor,  y no paran de rememorar y remover el Alzamiento del 18 de Julio y la figura del Caudillo tantos años después...lo dicho habitamos un país de mamarrachos absurdos, y lo peor son los saltimbanquis que cada cuatro años les refrendan en las urnas y encima orgullosos. Nosotros no olvidamos ni perdonamos, pues jamás hubo dos bandos, ni fue una guerra; se trata de cobardes atentados, aquí no hay gudaris si es que existieron algún día.
Aquí existe una racia, un exterminio físico y social hacia todo lo relacionado con España, con una clara permisividad y aquiescencia de todos los actores del desgraciado régimen democrático de Diciembre del 78, que han tolerado y admitido ver como nuestra Patria se desangraba día a día, y como se ultrajaban nuestros símbolos, como se le perdía el respeto y el miedo a las FOP.
Como también con mucho mérito, pero con mayor permisividad, y un trabajo de calle ímprobo y desde abajo, se ganaban las calles y plazas, y el apoyo de muy buena parte del pueblo y sobre todo de la juventud, con sindicatos como LAB, con asociaciones vecinales, de montaña, de deporte rural vasco, grupos feministas, Ikasle abertzaleak presente en cada instituto y universidad, coordinadoras de analfabetizacion de Euskera como AEK, con grupos en las gradas como Euskal Hintxak, aulas de teatro y culturales, grupos ecologistas, canales de radio como Egin Irratia, diarios como Gara con una cantidad nada desdeñable de lectores, editoriales de libros como Txalaparta, sellos discográficos de música tradicional y radical vasca, es decir un entramado y una organización militante y un activismo, que a pesar de lo mucho que nos duela, es sin duda el mejor de Europa.Cierto es, por otra parte, que no tienen ni rival ni oposición.
Y verdaderamente cuando alguien en los años de plomo, cuando el 23 F, y en cuerpo a cuerpo en grupos futboleros han demostrado que, como en la guerra civil, nada fue más fácil de conquistar que Álava, Vizcaya y Guipúzcoa.
Lo triste es que estén en las instituciones, que tengan 83 alcaldías,1.254 concejales,22 diputados en el parlamento Vasco,7 en el Navarro,5 diputados en la Carrera de San Jerónimo, 2 senadores y detrás cerca de 1.000 víctimas mortales, y están cobrando del Erario público, y están en las instituciones, y son socios del gobierno actual, y esto no solamente es grave, es totalmente indignante, es absolutamente bochornoso, es imposible que en un país medianamente normal pueda ocurrir esto.
Yo pido encarecidamente que acudan a las hemerotecas y vean el cruel atentado de Irene Villa, la bomba del Hipercor, el atentado de la casa cuartel de Zaragoza y ver a ese Guardia ensangrentado cogiendo en brazos a una niña, o la bomba de Vallecas o la de la plaza de la República Dominicana. Eso señores, no tiene ni fecha de caducidad, ni olvido, ni perdón.Y sólo en una República bananera, los responsables, por acción u omisión, los autores, físicos o intelectuales, pueden estar sentados en la bancada y cobrando del dinero de todos, viviendo a cuerpo de rey, sin ningún tipo de arrepentimiento, y siendo socios del gobierno actual.
Y la aberrante postura y comportamiento de la iglesia y el clero Vasco, desde sacerdotes hasta Obispos, dándoles cobijo, tratando de igual manera a víctimas y a verdugos, hablando de un conflicto, de una supuesta guerra, escondiendo y protegiendo a terroristas en parroquias, siendo laguntxaris (informadores),y tratando a familiares y asesinos en los funerales como mártires es una postura despreciable que JAMÁS debemos borrar de nuestras mentes.
Miguel Angel Marcos.Tocho