Cum Fraude, en ocasiones, no se corta. Tras su vaticanista y sabatina cuchipanda con Pancho Primero de la Pampa, rebuzna el Ilegítimo acerca de la "privación" de libertades. Y apenas nadie se inmuta. España ha mutado en escasos meses en dictadura con derechos y libertades - consagrados en la misma Constitución (Título Primero) a la que apelan continuamente - sistémica y sistemáticamente violados. Y los corrompidísimos jueces-políticos, legitimando el atropello.

Derechos y libertades, violados

Todos vulnerados. Además bajo una mendaz excusa sanitaria. La libertades de culto y religiosa, pulverizadas. Ignoro si la superchería masónica, tan legítima para predicarse como cualquier otra, podrá expresarse libremente en sus diferentes y abundante logias. Pero, desde luego, la fe católica (por la que siento escasas cercanía y simpatía), frisando la catacumba.

El flagelo en forma de despótico gobierno social-comunista no mejora demasiado la vaina. Las embestidas a la eucaristía se han recrudecido con el pretexto de la falsa pandemia (cierre de templos, suspensión de misas públicas, reajustes de aforo, inconvenientes para dar la comunión en la boca…) y a estos se agregan las abundantes profanaciones eucarísticas ante el hondo silencio y mayestática inacción de la jerarquía eclesiástica.

La última

Mientras observaba cómo en la capital chilena ardían la iglesia de la Asunción y la de San Francisco de Borja, simultáneamente, el pasado domingo, profanaban el sagrario de parroquia Virgen del Mar, en el madrileño barrio de San Blas, tras ser forzada una de las ventanas.

La turbia jerarquía eclesiástica española, a cambio, da la orden de silenciar los sacrilegios contra la eucaristía. Piensan que si lo cuentan, se incrementarán los casos. Por eso, dicen, optan por guardar silencio. Para un católico el asunto debe apestar a azufre: están atacando el mismísimo Cuerpo de su Dios hecho hombre.  Y los obispos, silentes como lumis esquineras.

De todas formas, a veces, con la puntita, defienden su fe.  El cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, ha transmitido "su dolor, su oración y su condena" por esta profanación a toda la comunidad parroquial y hoy miércoles, 28 de octubre, a las siete y media de la tarde, celebrará un acto de “desagravio” en el templo.

Y el Islam, sobreactuando

Una arracimada umma por todo el orbe lanzando una suerte de fatua contra Macron. Por supuesto, Je suis Emmanuel. Desde luego, todo mi apoyo, solo en esta ocasión, al Petit Napoléon. La libertad de expresión (y de burlarse y de ofender), sacrosantas. Y que los muslimes se vayan a poner el ojete en pompa cinco veces al día. Y mamarla, a Parla. Y, no lo duden, marchando una caricatura de Mahoma. Y que los católicos, de paso, aprendan algo del orgullo musulmán.

Y para otra ocasión les explico con detenimiento otra sobreactuación relacionada con el káiser gabacho. Su actual antagonista, Erdogan, devenido definitivamente tirano tras el pufo de la falsa bandera - otra, suma y sigue - de hace cuatro años. Mitad de julio de 2016, un golpe de Estado más falso que el orgasmo de muchas novias. Y esposas. O que los orgasmos pandémicos. En fin.