**Sería excelente que el espacio político comunmente considerado de derecha se limpiara de Ciudadanos y del PP, partidos de simples timadores (PSOE o Podemos tienen un rango más alto: son estafadores cualificados). Las elecciones regionales pueden ayudar.
**Parece que Hope Aguirry coquetea con VOX. Ella representa mucho de lo peor del PP: la satelización cultural y política de España a Londres. En eso consiste su “batalla política”.
**¿Qué se puede decir de un país cuyos gobernantes se proclaman amigos y aliados de la potencia que invade su territorio? Que está en plena decadencia lacayuna. La cual no debe ser irreversible.
**Pancho I de la Pampa “reza por todas las víctimas”, equiparando como víctimas a los asesinados y a los asesinos castigados. ¿Equidistancia? ¿O mas bien complicidad?
**Hazte oír vuelve a sacar el autobús de la libertad contra la demencia “transgénero”. Enhorabuena. Es una asociación que debemos apoyar.
**La Calvo le dice al Coletas que “tiene que defender al estado”. Como lo defiende el Doctor de la corrupción y la alianza con el separatismo. En el esperpento continuo de una democracia fallida y un estado en riesgo de serlo. 
 **¿Por qué perdió la guerra el Frente Popular, habiendo tenido al principio y aun durante un tiempo, las mejores bazas para ganarla? Esta pregunta, rara vez planteada con claridad  en la historiografía, nos da la clave para entender la evolución histórica de España desde febrero de 1936 hasta hoy mismo.

**La única mujer política decente en el conglomerado PSOE-PP-C´s- Podemos es Isabel Ayuso. Uno no se explica qué hace en un partido tan indecente como el PP 
**Siempre se olvida que Cataluña, como las demás regiones, se lo debe todo a España. Sin ella serían pequeños países sin apenas relevancia histórica, cultural o económica.
**Del separatismo catalán sorprende sobre todo su pomposa y megalomaníaca puerilidad. Lo mejor para entenderlos es citarlos, como he hecho a menudo en artículos y en el libro Una historia chocante: Los nacionalismos  vasco y catalán en el siglo XX.
**En racismo separatista  vasco aspiraba a la completa secesión y prohibición de mezcla, porque la raza vasca, decía el idiota Arana, es superior no solo a la española sino a cualquier otra del mundo. Más “moderado”, el racismo catalán aspiraba a convertir el resto de España en una colonia de Barcelona. Luego se moderó aún más y pretendió colonizar a los “països catalans”. Actualmente dicen ser genéticamente franceses o  daneses.