El Correo de España inicia un cuestionario a diferentes personalidades de la vida política y social española con motivo de la concentración de protesta contra Ley de Memoria Democrática frente al Congreso de los Diputados el próximo día 14 de julio

Entrevistamos al periodista Javier García Isac, director de Decisión Radio.

¿Cómo valora la concentración de protesta contra la Ley de Memoria Democrática frente al Congreso de los Diputados del 14 de julio?

Lo que está en juego es mucho más que reescribir el pasado, siendo esto grave. Lo que está en juego es nuestro presente y nuestro futuro. Por eso tenemos que apoyar este tipo de iniciativas. Somos muchos los que ya en su momento nos quejamos con la ley de Zapatero en 2007-2008. Muchos en la sociedad civil y política estaban más que adocenados, complacientes. Ahora se asustan porque los amigos de los asesinos de ETA estén en el redactado de esa nueva ley. El Partido Popular no hizo nada cuando tocaba hacerlo.

No obstante coincide con el Pleno Extraordinario en el que, inicuamente, se aprobará la ley, toda vez que socialistas y comunistas cuentan con el apoyo de Bildu y otras fuerzas secesionistas con representación parlamentaria.

La obsesión que hay es reescribir el pasado para controlar el presente y el futuro. Que esté Bildu entre los que aprueben esta ley es algo normal. Es un jarro de agua fría para los amantes de la transición del 78. Van a reescribir hasta su amada transición que, como dice Pío Moa, fue una transición de cristal, que hemos idealizado en exceso. Fuimos muy infantiles, muy ingenuos, permitiendo que las siglas del odio se incorporaran a la vida civil y política a partir del años 78, pensando que habían abandonado sus postulados de terror, odio y crimen. Ellos en cuanto han podido, en cuanto la fruta estaba madura, afirman que no están dispuestos a permitir que la historia diga que ellos perdieron la guerra o que fueron una banda de asesinos y criminales.

Con esta nueva ley van a controlar el presente y el futuro. Me gustaría que hubiera un bloque monolítico en contra de este tipo de normas.

Resulta muy significativo -concluyen los convocantes- que vaya a salir adelante dicha ley gracias al apoyo de la marca electoral de la banda terrorista ETA -en referencia a Bildu- y que vaya a ser ETA la que determine el relato histórico oficial”.

La izquierda ha hecho las paces con ETA, pues ETA era uno de los suyos. ETA hacía lo que la izquierda no se atrevía a hacer, no es que ETA fuera muy valiente porque para asesinar a gente por la espalda o poner una bomba en el coche...no había que ser muy valiente, sino muy hijo de puta, que es lo que eran. El problema es que se ha permitido que ETA estuviera en las instituciones y no desde ahora sino desde los años 70. El PSOE tuvo unos pocos años de enfrentamiento con ETA cuando asesinaron a 13 militantes socialistas. Rubalcaba (el que tanto admira Feijóo), fue el que firmó la paz con ETA con el chivatazo del Faisán. Lo que pasa ahora es la consecuencia lógica de no haber hecho nada en 2007, 2008.

WhatsApp_Image_2022-07-06_at_7.56.42_PM

Tanto es así que han dado en llamar a la nueva ley “Ley de Memoria Batasuna”.

Es que los batasunos son parte fundamental de la izquierda española, han sido al admiración de comunistas y socialistas. La transición fue un auténtico desastre solo idealizada por algunos miserables que nos hablaban de las bondades del nuevo régimen sin hacer autocrítica de que nos llevaba al desastre con las autonomías, pensando que todo valía en democracia, incluso que los terroristas estuviesen en democracia o los que atacan la unidad de España. Ellos son los culpables de que se haya llegado a esto.

Los convocantes entienden que la Ley de Memoria Democrática viene a endurecer la vigente Ley de Memoria Histórica. ¿Qué consecuencias prácticas considera que va a tener?

Desde la desacralización del Valle de los Caídos al nuevo blanqueamiento de ETA como si hubiesen sido unos luchadores por la libertad contra el franquismo. Nos quieren hacer ver que todos los terroristas, asesinos y criminales de los años 30, 70, 80 o 90 lo hacían por que nos querían traer la democracia y la libertad a España. Es un relato que compra la izquierda española, el PSOE y el Partido Comunista. Que ETA reescriba nuestra historia más reciente y más lejana hace que nos planteemos si España es un Estado fallido.

Hay que recordar que ETA es una escisión del PNV (Partido del Negocio Vasco) que apoyó a Franco en su sublevación. Las consecuencias serán la muerte civil de aquellos que nos negamos a que la historia sea reescrita por las siglas del odio. La muerte civil será en forma de multas, de agresividad, de que te saquen de la Universidad... La libertad de cátedra va a desaparecer del todo. Una vez aprueben esta ley se va a conceder a la izquierda una superioridad moral, de la que de verdad carecen. Bastará acusar a un rival de franquista para deslegitimarlo y no dejarle participar en unas elecciones. También perseguirán a algunos medios y periodistas. E ilegalizarán fundaciones, asociaciones y partidos políticos. No les interesa llevarte a la cárcel sino la muerte civil, embargarte el sueldo, la casa...

¿Por qué supone un gran atentado contra los derechos y las libertades fundamentales de los españoles como son el derecho de asociación, la libertad de cátedra, la libertad religiosa, la libertad de imprenta, la libertad de expresión y difusión de ideas, etc. ?

Supone que los de las siglas del odio, que provocaron la Guerra Civil española, van a decidir como fue la guerra, quién la provocó, quién debía morir, a quién hay que resarcir....Supone la ilegalización de partidos, de asociaciones...

No contentos con las atrocidades que cometieron en los años 30 van a blanquear su pasado y lo van normalizar. Bildu no es un aliado inesperado sino un aliado lógico. La historia de ETA que tanto dolor y tanto daño ha causado va a ser reescrita. Los verdugos pasan a ser las víctimas y las verdaderas víctimas van a ser doblemente asesinadas, en su momento y ahora en su memoria y dignidad.

España se reconcilió en el año 40 gracias a la victoria del general Franco y cada vez hay que reivindicar más el legítimo alzamiento del 36 y esa legítima victoria que fue la que trajo la reconciliación. Precisamente esa reconciliación del año 40 hizo que no se nos explicaran las atrocidades que los que ahora van a reescribir la historia cometieron y eso fue un error.