Para el PP

 

Fueron felices

 

Fueron felices

 

Y al final comieron perdices

 

Milagro. No de otro modo puede considerarse lo que ha sucedido en Andalucía el pasado fin de semana. Porque un hombre, “Juanma Moreno” que se presentaba a las elecciones a la Presidencia de la Junta con todas las encuestas a su favor, pero con un techo de entre 47 y 48 diputados, se despertó el domingo por la tarde con 58. O sea, justamente con 10 más. Lo que no esperaba nadie. Ni él mismo ni su Partido. Lo cual ha hecho pensar que sí que se produjo un milagro. Que Jesús de Nazaret había decidido visitar Montilla-Moriles y desde allí ordenar que ese día todo el que tomase una copa de vino de Montilla tenía que votar a Juanma Moreno… Pero, al margen de imaginaciones lo que sí parece que surtió efecto fue el pacto que, al parecer, el PP, conducido por el consejero Bendodo, había acordado con los Directivos del Movimiento LGTB para recabar el apoyo masivo de la bandera arcoíris, a cambio de mantener los “chiringuitos” que le han dado vida en Andalucía y que, parte de ellos, habían quedado en suspenso por la oposición de VOX (guerra a muerte a VOX). Como considero que esta ha sido una de las claves de las elecciones del domingo les emplazo a que lean el artículo que escribí en este mismo “Correo de España” y que reproduzco en otras páginas. A pesar de todo, mi enhorabuena para el señor Moreno y para sus seguidores. Esperemos que su arrollador éxito sea el mejor final de la etapa socialista de los ERE y las subvenciones sin freno.