Después de su acción en la mezquita de la M-30, el Hogar Social de Madrid ha vuelto a hacerse notar en Madrid. Pero esta vez, grupos antifascistas les estaban esperando, en una concentración autorizada por Delegación de Gobierno, después de autorizar la del HSM,lo que no deja en muy buen lugar a dicho estamento. ¿Que buscaban?¿Altercados o heridos para poder atacar de otra manera al Hogar Social Madrid?. Unas 300 personas de esta organización se han concentrado en el barrio de Tetuán para protestar contra las bandas latinas.

 

Después de ser los primeros en solicitar autorización y en concedersela, los militantes y abogados del HSM tuvieron que defenderse ante el TSJ ya que fué a ellos a los que querían trasladar en su manifestación, dejando ver la Delegación de Gobierno que hay barrios en los que si se manifiestan los españoles puede haber peligro. Con ese argumento fue la propia Delegación de Gobierno la que admitía que hay getos en Madrid, pero los militantes del HSM ganaron dicho recurso y no les movieron de la Plaza, aunque a pesar de ser una concentración legal, dado que el Tribunal Superior de Justicia acabó fallando a favor del Hogar Social Madrid, la delegación de gobierno ha impedido que los legales convocantes ocuparan la plaza que el alto tribunal autorizó, protegiendo, sin embargo, a 60 miembros de extrema izquierda que realizaban una contra-manifestación. No fueron expulsados de la plaza, sino que, además, ocuparon la gran mayoría de su espacio, dedicándose a insultar a los vecinos de Tetuán tratando, sin éxito, de boicotear el acto.:

 

12919752_1022896387795087_2124637737478114348_n

La marcha se convirtió en una guerra de cánticos y propaganda. Hogar Social contra unos 100 antifascistas, que al otro lado de plaza trataban de boicotear el acto. Un fuerte cordón policial ha evitado incidentes. Y las dos protestas se han disuelto sin mayores problemas. Los vecinos han apoyado en su mayoría a la convocatoria del Hogar Social Madrid.Como se puede ver en la siguiente foto que desmonta todo calificativo de "peligrosos neonazis" que los medios no se cansan de repetir contra este grupo activista por la solidaridad nacional.

 

12957145_10207326556735164_764278888_n

 

Separados por cuatro furgonetas de la Policía, un grupo de antifascitas los ha recibido con gritos de "fuera fascistas de nuestros barrios". Hogar Social ha respondido con cánticos en los que pedían un barrio de Tetuán "obrero y español". Un joven de la organización ha denunciado, megáfono en mano, que estas bandas latinas han sembrado el barrio de drogas y someten a los vecinos del barrio con sus actitudes mafiosas.

 

Melisa Ruiz, de 27 años, actúa como portavoz de Hogar Social. La solución de este grupo al problema de las bandas latinas es "deportar" a los delincuentes. "España no es un paraíso para los delincuentes. Lo es, y no debería serlo", ha asegurado.

 

En su comunicado el Hogar Social Madrid dice lo siguiente: "La multiculturalidad no nos ha enriquecido, sino que ha instaurando la ley del miedo en muchos barrios de la capital, donde ancianos y niños no pueden disfrutar de sus calles por el miedo a ser agredidos, sufrir robos o ser víctimas de un daño colateral en cualquier reyerta entre bandas.Por todo ello, no queremos bandas criminales en nuestros barrios, y seguiremos alzando la voz allí donde las instituciones callan, consienten y fomentan".