No ha mucho me frotaba los ojos. Palabrita de antimaderos. Y, por supuesto, innegociable antimilitarista. En Austria, primeras manifas multitudinarias anti farsa covidicia. Y, ¿milagro?, activa participación de fuerzas policiales y militares. Contra todas las liberticidas medidas de la tecnosatrapía PLANDÉMICA. Poniéndose de parte del pueblo al que tienen el deber de cuidar y proteger. Pueblo al que llevan casi dos años, aún más que de costumbre, acosando, maltratando, humillando. Jodiendo con saña, vamos.

Decir no a los liberticidas pasaportes covid

Ahora, policía valenciana, Sonia Vescovaci, policías por la libertad. Firme propósito de unirse a otras policías europeas. Y denunciando la hondísima corrupción de todos los gobiernos que nos manduquean. O lo pretenden.

"Nos sentimos muy orgullosos de ser policías de verdad no sicarios del gobierno". Subidón de frase. Admitiendo que en ellos, y en las fuerzas armadas, se hallaría una posible reversión de la presente y feroz tiranía. Lo dicho, poniéndose junto a su pueblo. Y, sin duda, entre otras, dando la "espalda a los pasaportes covid".

Grande-Marlaska, con el veo a diario el liberticida horror

Y, necesario sobreañadido, atacando al aciago Grande-Marlaska Gómez, consuetudinario cómplice de los más despiadados torturadores españoles, incluido el impune, muy impune y ochentero NarcoInchaurrondo. Y cómplice, también, de tantos horrores.

Funesto Fernando, pues, utilizando dos ilegales estados de alarma para utilizar a una policía que se ha dedicado a "coaccionar a los ciudadanos y no estamos para eso". Pues eso.

Bienaventurados los que creen en los pasos de cebra…

…Porque pronto cursarán visita al Altísimo. Pues eso, demasiada fe, para mi gusto, la depositada por Sonia en parte de sus compis (incluidos los europeos). Y, más si incluye a los milikitos, incluidos los españoles, servil y arrastrada cipayada de los creadores del sainete pangolínico, la masónica y terrorista y pentagonera OTAN. Y ciberpoligonera. Pero, ya saben, ya hace año y medio les hablé sobradamente del asunto. En fin.

CÓMO DISEÑARON LOS MILITARES ESPAÑOLES LA PLANDEMIA, ADEMÁS DE FALSA PANDEMIA

ALOCUCIÓN DE SONIA VESCOVACCI