Josué Cárdenas, uno de los periodistas más valientes de nuestra patria, se parte la cara para informar en primera línea y es una auténtica pesadilla para el rojerío político, especialmente para Gabriel Rufián, ha sido vetado de forma vergonzosa por Presidencia, que le ha retirado la acreditación.

Un hecho que demuestra claramente que vivimos bajo la dictadura social comunista del pensamiento único y que cualquier parecido con la verdadera libertad es mera coincidencia.

De forma muy breve y a última hora de la noche atendía amablemente a El Correo de España para valorar los hechos. Gracias Josué y te mostramos todo el apoyo desde este medio, como esperemos que lo hagan muchos compañeros de otros medios y todos los españoles decentes.

¿Cómo valora el hecho de que Presidencia le retire la acreditación de prensa, vulnerando el derecho a la información?

De una gravedad bárbara. A pesar de estar acostumbrados a las tropelías de este Gobierno, no deja de sorprendernos desde 7nn como es posible que el Gobierno se comporte así. Son actitudes caprichosas y excluyentes.

¿Van a recurrir este lamentable atropello?

Nos reuniremos el equipo de 7nn para valorar el asunto pero, evidentemente, esto no puede quedar así. ¿Quién es el Gobierno de PSOE y Podemos, en un acto oficial, para dejarnos fuera y vetarnos de esa manera? Me parece que hay que dignificar nuestra profesión y tomar cartas en el asunto.

Cada vez queda más claro que vivimos en una dictadura, que se disfraza de libertad y progreso.

Absolutamente. Pero no porque gobierne el PSOE, no nos equivoquemos, el partido socialista es un esbirro de su amo el globalismo. Esos son los que imponen la verdadera dictadura, no una serie de marionetas al servicio de quiénes ya sabemos...

Ustedes no se rinden ni se amilanan y van a seguir batallando en defensa de la verdad...

Por supuesto. Mi condición de cristiano no me permite hacer otra cosa. La batalla hay que seguir dándola y si es necesario utilizar todos los mecanismos con los que Dios ha dotado al hombre para conseguir una sociedad amorosa y unida. Una España hermanada, sin vetos, eso es lo que quiero.