Etarras que son " militantes vascos", cuyos atentados son "acciones armadas", militares que son "golpistas "frente al gobierno democrático" del Frente Popular, matanzas de incontrolados, que nunca fueron responsabilidad del gobierno de la República, frente a genocidios perfectamente planificados en el bando "franquista", historiadores siempre seleccionados entre la extrema izquierda académica, como únicas fuentes... Fue famoso hace unos años, como Wikipedia presentaba la Cruz del monumento a las víctimas de Paracuellos, como un monumento de “homenaje a las víctimas del fascismo”.

Son algunas de las perlas de Wikipedia, la enciclopedia virtual más famosa, y que en todo lo referido a la historia contemporánea es garantía de manipulación. Salvo algunas escasas honrosas excepciones, los artículos referidos a los siglos XIX y XX, son garantía de recibir una ración de corrección política. Los malos siempre son la derecha patriótica, y los buenos buenísimos siempre son la izquierda y la extrema izquierda.

Es difícil, casi imposible en muchos casos, hallar términos como dictadura o dictador referidos a líderes soviéticos, chinos, cubanos o de la Europa del Este. En estos casos se multiplican los eufemismos, los comunistas nunca fueron dictadores, sino "líderes", "comandantes", " presidentes" o "mariscales" y sus partidos comunistas representaban a las "masas populares" y sus "vanguardias" . También es difícil hallar el término terrorismo referido a grupos criminales de extrema izquierda. Siempre se habla de "conflictos", "lucha armada" u "organizaciones armadas".

La mayoría de los artículos de Wikipedia parecen escritos desde las editoriales de extrema izquierda como "Crítica", "Debate", "Akal", etc. Es verdad que los artículos de Wikipedia referidos a temas neutros o a la propia historia, anterior al siglo XIX, son más aprovechables dado que se prestan menos a la manipulación política, aunque incluso en ellos se suele filtrar la corrección política.

Por ello no es extraño que en los últimos años hayan surgido iniciativas de enciclopedias virtuales mucho más recomendables como "Metapedia", donde uno puede encontrar información mucho más extensa, imparcial y de mayor calidad en todo lo referido a la historia contemporánea. Es la hora de independizarse de la sectaria Wikipedia.