El Real Madrid se ha quitado los fantasmas que lo acosan en las últimas jornadas con una espectacular goleada ante el Apoel de Chipre, con la que certifica su pase matemático a octavos de la Champions League. Un 0-6 en el que ha habido de todo: dobletes de Cristiano Ronaldo (49’ y 54’) y Benzema (39’ y 46’), que por fin vuelven a reencontrarse con el gol, y goles de Modric (23’) y Nacho (41’).

Seis tantos que deben servir para reactivar al conjunto blanco, que ha sufrido un arranque de temporada nada positivo. Y es que la imagen mostrada ante el Apoel ha sido la del Real Madrid de antaño, muy superior a la de los últimos encuentros, y con un acierto ante la portería contraria demoledor. Un resultado que debe valer para subir la moral al vestuario.

Así las cosas, el Real Madrid certifica el pase a octavos como segundo de grupo, mientras que el Tottenham se ha hecho con la primera plaza del Grupo H tras vencer ante el Dortmund. En clave de récords, el conjunto blanco ha firmado en casa del Apoel su mejor goleada a domicilio en el torneo. Además, Con sus dos goles en Nicosia, Cristiano suma ya 100 goles en competición europea como jugador merengue.