Siguen saliendo a la luz revelaciones interesantes, respecto a los detenidos del llamado estado mayor del proceso separatista. Los tipos de mayor confianza de Puigdemont. Ha salido a la luz una de las conversaciones entre Xavier Vendrell, el número 1 del llamado Tsunami Democrátic, el grupo terrorista que incendió Barcelona el año pasado.

En ella, Vendrell y el llamado Terradellas, el que habló de los 10.000 soldados rusos, siguen hablando del mismo tema y Vendrell insiste en que quería traer a Cataluña 10.000 mercenarios rusos armados. Según Vendrell estos rusos podrían venir en barcos.

Otro momento importante de la conversación interceptada es cuando Vendrell y Terradellas comentan que sería bueno meter un millón de manifestantes independentistas cerca del palacio de la Generalidad, para obligar a las Fuerzas de Seguridad del Estado a causar al menos 100 muertos entre ellos. En uno de los momentos estelares de su conversación, Vendrell deja escapar una frase rotunda. "Se nos pasó el arroz, no tuvimos cojones".

Al menos, lo reconocen ellos mismos, pues. Así que por lo visto, lo de los 10.000 mercenarios rusos iba en serio. Pero Puigdemont lo rechazó, cosa que lamentan estos tipos, que son su gente de confianza. Estos son los separatistas catalanes, que no paran de dar lecciones de democracia siempre a los demás mientras planeaban una guerra y una matanza. Estos son los socios de Pedro Sánchez, con los que pactar los Presupuestos y acaba de acordar eliminar definitivamente el castellano de las aulas en todas las regiones bilingües.

El mismo Pedro Sánchez que está hundiendo España en el Tercer Mundo, para afianzar su dictadura chavista coletista, con la excusa del extraño virus chino. Al menos eso sí, tenemos el placer de constatar que los nombres de Sánchez e Iglesias van a ir siempre unidos en la historia de España al desastre y al hundimiento.

Para ellos VOX es una fuerza radical pero los golpistas catalanes son grandes demócratas, por muchos golpes, matanzas y guerras que intenten planear. Señores del Ejército, si de verdad aman a España, reaccionen de una vez, ante tanta infamia que nos gobierna. Millones de españoles lo esperamos.