La “Sinagoga de Satanás” que, como dueña absoluta, gobierna España desde hace cuarenta y cinco años,   está conmocionada por no ver claro su futuro, si VOX sigue demostrando que, por ahora,  es la única salvación de España si  alcanza el poder.

Hasta hoy --esa enemiga mortal de nuestra Patria-- ha tenido claro la nula preocupación por el tema, por parte de  la Jerarquía Católica, y de la inmensa mayoría  de la gente supuestamente decente, -- convertida en rebaño de borregos--

Viendo a VOX coger una fuerza alarmante, han saltado todas las alarmas por representar una postura nueva ante nuestros problemas. A partir de ahora, vamos a comprobar sus métodos bien conocidos de quienes la hemos estudiado y sabemos lo que nos viene encima. Tengo infinidad de pruebas de que la “organización bimilenaria sionista” y dueña del Mundo, está en pie de guerra, asustada por lo que puede significar semejante movimiento.  La últimas: sus “delegados-representantes” en todos los partidos políticos -- no solo  los energúmenos “rojos” y separatistas,  también los de la “derecha blandita”-- , junto con los periódicos que la sustentan y,, lógicamente, sus  “periodistas” y “comunicadores” tras el soberano bofetón “virtual” de Rocío Monasterio al macho alfa de la coleta, hace unos días en la SER dicen todos lo mismo.

Como no me interesan lo más mínimo sus radios y televisiones, no presencié el espectáculo y, esperaba conseguir  conocer el texto del “diálogo” entre la líder de VOX y el cantamañanas marqués de Galapagar antes de pronunciarme. Ahora que lo tengo puedo hablar con propiedad y dar mi opinión sobre Rocío Monasterio, arrojada ya  por la derechita blandengue y cobardica --y sus medios de comunicación--a las calderas de Pedro Botero.

Analicemos lo ocurrido: El tiranuelo “ex Vicepresidente  II del Gobierno” informa de que han sido amenazados de muerte el Ministro del Interior,  su padre, su madre,  él mismo y su pareja y ataca a Rocío Monasterio porque no ha reaccionado como él quisiera, al dudar de la “verdad” de esas amenazas –¡un tingladito preparado por ellos!, pienso yo--  y exige que se le obligue a retractarse y,  si no,  él se irá. (¿Hay alguna persona inteligente que crea todavía  alguna información del Gobierno?)

Rocío le contesta: “VOX condena todo tipo de violencias”… (cosa que la derechita y no digamos los energúmenos rojos “han pasado por alto” o --peor aún--, han afirmado lo contrario---:además de cobardes, ¡”hipócritas!”) y le pide al “macho alfa” que haga lo mismo y condene los ataques sufridos por ellos en Vallecas. Aprovecha para darle un buen consejo: ¡vaya a una comisaría a denunciar esas amenazas de muerte!… O sea, lo mismo que le hubiera respondido cualquier persona normal, por ejemplo, usted y yo. ¿Qué  tiene de reprobable la respuesta de la Sra. Monasterio?

El “chulìn”, entonces,  le dice a Rocío que “eso no es aceptable” y,  ella,  a su vez le responde: “Pues lárguese –según su dese manifiesto-- que es lo que queremos”. Simplemente  se ha limitado a apoyarle en su amenaza: ¿no dice que se ira?,… pues, ¡dese ese gusto! y ¡“lárguese”!

Eso mismo le habría aconsejado yo, --y, seguramente, tú--. Pero al parecer,  a la derecha “acongojadita”,  esta reacción normal y corriente de cualquier ciudadano sin complejos, le parece “fuera de lugar e improcedente”…¡No son formas!

Interviene entonces esa impresentable señora, Mónica García y le insulta a Rocío Monasterio:

--“¡Sinvergüenza!”

(Probablemente  esto “sí, es procedente y admisible…” para la derechita)

El marquesito de Galapagar insiste –una vez más-- en lo mismo,  en modo mayestático: dice: “Nosotros – “yo”, ¡mi grandiosa persona!—“nos vamos a ir”…

A lo que “la líder” de la “ultraderecha” – así está catalogada  por la derechita cobardica sumisa al criterio de los energúmenos rojos y separatistas-- le responde

--Pues sí, que se levante y se vaya. ¡Váyase de aquí!,:

--Permitir que siga en el debate así es bloquear a la ultraderecha – alega el leninista,  nieto de asesino.

-- “Tengo todo el derecho del mundo a decir que nadie en España se cree nada de este Gobierno” comenta Rocío a los presentes.

Como verán, no cabe duda:  esta Sra. Rocío tiene vocación de criminal. Merece la horca.

Conocidos los detalles de la trifulca televisada y radiada he puesto toda mi capacidad intelectual a trabajar para lograr entender  la razón por la cual, los periódicos de la Sinagoga de Satanás al servicio de la derecha  con sus periodistas, editorialistas, y colaboradores –todos a una—se han dedicado a atacar a Rocío Monasterio y a VOX. Aunque,  me sobra ese esfuerzo pues conozco muy bien de qué va todo y llevo décadas intentando ilustrar un poco a los empeñados en no enterarse de nada.

La cosa es muy sencilla y -- si han leído mi libro “La piedra roseta de la ciencia política”-- este caso se limita a confirmar mi tesis: La Sinagoga de Satanás gobierna España como dueña absoluta y lleva cuarenta y cinco años tomando el pelo a los españoles que siguen creyendo que, desaparecido Franco,  el Reino de España se convertía, con la Democracia,  en un paraíso terrenal de la ¡LIBERTAD!.  ¡Pobres ingenuos!, sigan durmiendo de ese lado  y ya comprobarán como a Falconetti --¡ese embustero irrepetible imposible de superar por su cara de cemento armado! – no le sacan de la Moncloa ni con agua hirviendo, como a Fidel o a Maduro…

Señores de VOX, ¡admirables luchadores por España y la Verdad!, nunca seré de su “partido político” --porque no creo en ese invento diabólico-- pero animaré a cuantos aún creen en la Democracia que nos han impuesto –yo voté: ¡no!—a que les voten y, en Cataluña,  romperé mi promesa de ignorar esa manipulación del pueblo, y acudiré a las urnas para apoyarles.

P. D. Acabo de enterarme de que la comedia sigue y hay nuevas “amenazas de muerte”. El Teatro ha abierto sus puertas…