Los atentados del 11S fueron la excusa que necesitó la Administración de los EEUU, y sus grupos de presión armamentístico-sionista, para reactivar los planes bélicos, empresariales y, en suma, globalistas.
Este punto quedó demostrado de tal manera que, los periodistas de investigación que dedicamos de nuestro tiempo y recursos a esta cuestión de Seguridad Nacional, concluímos: Existió una participación directa (e indirecta determinante) de las Instituciones políticas y de Inteligencia. 
En suma: 
En determinados sectores dedicados a la Seguridad del Estado en España, con los que este Digital ha podido conservar, se ha apuntado a que el 11M es un calco muy aproximado del 11S y una creación de los servicios de inteligencia de la UE, bajo directrices anglosajonas y del Mossad, con el mismo objetivo catalizador:
Provocar un cambio de Gobierno en España que sirviera de punto de inflexión para someter aún más a la UE a las directrices anglo y así, indirectamente, ''fortalecerla'' en un escenario de Nuevo Orden Mundial. 
Si el 11S fue ''casus belli'', el 11M sería también, por los mismos medios de autoatentado, causa de guerra y de adopción de medidas antiterroristas represivas para hacer frente a la amenaza.
No he reflexionado poco sobre este supuesto, he conversado con buenos analistas, y he llegado a la conclusión, junto con ellos y otros, que el 11S y 11M son dos golpes simultáneos con una diferencia de tres años y una clara connotación proglobalista y espíritu Cabal. 
Una de las respuestas más beneficiosas para el sionismo angloamericano y globalista del 11M fue la retirada de las tropas de Iraq por parte de España, esto hizo aumentar sus efectivos y beneficios, sobre todo militares, armamentísticos y energéticos. 
Por otro lado, al observar las sorprendentes similitudes entre los ''señuelos islamistas'' del 11S y 11M llegamos a la conclusión de que la mano que mece esta cuna es la misma mano anglosionista bajo cobertura gubernamental.
Si atendemos a las principales víctimas de estos atentados son cristianos occidentales y musulmanes, sobre todo en Oriente Próximo y Medio, dando cobertura al sionismo angloamericano para todo tipo de acción criminal militar.
En España, y el resto de la UE, ha supuesto un mayor control legislativo represivo contra nosotros, al que en la actualidad añadimos las medidas ''pandémicas'' del COVID para llevar a cabo la Agenda 2030 del llamado Nuevo Orden Mundial. 
Como conclusión, recordar que los actos terroristas de Al Qaeda, y otras de sus pérfidas crías, lo que hacen, muy convenientemente, es refrendar las medidas represivas y totalitarias propias del NOM. 
El 11M prorroga aún más estas medidas y las extiende en los ámbitos policial, militar y financiero-usurero. 
Termino con dos preguntas retóricas, ¿por qué cada vez que se manifestaba el saudí Bin Laden, lo hacía a beneficio angloamericano y sionista? ¿Estaba sirviendo a sus socios angloamericanos y sionistas de siempre, en especial a los Bush, como lo hizo también el británico-israelí Al Baghdadi, líder de ISIS?
Desde este Digital seguiremos investigando ambos atentados gemelos con la ayuda de Dios.