Una empleada del centro comercial situado en Vícar se ha convertido en la protagonista de un vídeo viral que recorre la redes sociales desde el pasado 1 de febrero. Se trata de una grabación que muestra a dicha empleada discutiendo con el chófer de la empresa Alsa que recorre diariamente la línea entre Almería y Aguadulce. Los hechos ocurrieron el pasado 30 de enero y según se muestra en el vídeo, la empleada del centro comercial reprocha al conductor del autobús que no pare en frente del centro comercial, pese a que “otros compañeros” lo hacen normalmente.

En este sentido, la mujer pierde los nervios ante la imposibilidad de no poder parar en la zona indicada, asegurando que iba a perder su empleo y que no se puede permitir “llegar tarde otra vez” a su empleo. No obstante, el conductor le insiste en varias ocasiones que no puede parar en esa parada, lo que hace a la mujer solicitarle visiblemente desesperada la hoja de reclamaciones a su llegada a Aguadulce.

 

La incomoda situación fue grabada por otra de las usuarias de este autobús y se escucha como otros pasajeros tratan de consolar inútilmente a la mujer, que finalmente se derrumba y se pone a llorar de forma desesperada.

La repercusión de esta grabación ha provocado que la empresa de transportes Alsa abra una investigación para aclarar las circunstancias, si bien todo hace indicar que el conductor del autobús tenía prohibido parar en dicha zona, ya que el autobús que cogió la empleada del centro comercial, el de las 10 horas, no tiene contemplada dicha parada en su recorrido.

 

Así lo ha indicado Alsa en su cuenta oficial de Twitter.