El Juzgado de 1ª Instancia nº 57 de Madriod ha dictado sentencia a favor de Alvaro, el menor que quería ser expulsado por actos violentos, como os decíamos aquí en esta noticia https://www.sierranortedigital.com/299186969/Vista-para-sentencia-la-mayor-indignidad-de-la-era-Florentino-Perez-en-el-Real-madrid.html y de su padre y su tío.

No vamos a entrar en la incongruencia de los hechos en los que se puede intentar expulsar a un niño de 5 años en el momento de los hechos, sino en que además el Club Real Madrid con su Presidente a la cabeza y su Jefe de Seguridad Julio Cendán hayan querido llegar hasta el final como si les asistiera la razón.

Según ha podido saber SIERRA NORTE DIGITAL, hasta última hora el Club y Cendán han estado usando artimañas para intentar suspender el juicio, como alegar que el Sr Cendán no podía declarar por encontrase fuera de trabajo (el partido del Real Madrid en Chipre con el Apoel) y la Jueza del caso Dª María Jiménez García les comunicó que no había aplazamiento porque el Sr Cendán cogía un avión en Chipre a las 22,30 hrs el día anterior del juicio de vuelta a Madrid y que tenía tiempo suficiente para estar en el juicio. Simplemente patético.

La sentencia les devuelve a todos, incluído Álvaro que hoy tiene 7 años, el derecho a seguir siendo abonados del Real Madrid, porque tal y como nos ha comentado el padre de Alvaro en alguna ocasión, el ser del Real Madrid (abonado tampoco ha dicho la jueza) no se lo puede quitar ni Florentino ni nadie.

Además el club ha sido condenado a una cuantía económica de 319,39€ en concepto de indemnización por el daño moral, condenando al Real Madrid al pago de las costas procesales.

Cuanto nos quedará por ver a los aficionados y socios madridistas con esta Presidencia y Junta. Éxitos deportivos, algunos. Orgullo de pertenecer al Real Madrid, ni Florentino ni nadie nos lo podrá quitar, pero sentir vergüenza y añoranza de lo que fuimos...casi todos los días.