Pero antes de entrar en los detalles históricos conviene tener presente las cifras que ya he dado y repito: la población actual del mundo es de 7.770.420 millones de personas, que en el Colectivo de la LGTBI+ figuran ya algo más del 10% (o sea, 77millones 700.000 personas) y su mercado económico en Estados Unidos es de unos 641.000 millones de dólares

Bien, pues veamos cómo y cuándo nació el Colectivo y para ello no hay más remedio que irse a los DISTURBIOS DE STONEWALL:

 

La Revuelta de Stonewall consistió en una serie de manifestaciones espontáneas y violentas en protesta contra una redada policial que tuvo lugar en la madrugada del 28 de junio de 1969, en el pub conocido como Stonewall Inn, ubicado en el barrio neoyorquino de Greenwich Village. Frecuentemente se citan estos disturbios como la primera ocasión, en la historia de Estados Unidos, en que la comunidad LGBT luchó contra un sistema que perseguía a personas no normativas (LGBT, personas racializadas...) con el beneplácito del gobierno, y son generalmente reconocidos como el catalizador del movimiento moderno pro-derechos LGBT en Estados Unidos y en todo el mundo.

Durante las décadas de 1950 y 1960 las lesbianas, gais, bisexuales y transexuales estadounidenses debían enfrentarse a un sistema legal hostil con las personas LGBT . ​ Los primeros grupos homófilos de EE. UU. intentaron demostrar que las personas homosexuales eran parte de la sociedad, y fomentaron una cultura de no confrontación entre homosexuales y heterosexuales. Sin embargo, los últimos años de la década de 1960 fueron muy turbulentos, ya que había muchos movimientos sociales activos, tales como el movimiento afroamericano por los derechos civiles, la contracultura de los 60, el movimiento hippie y las manifestaciones contra la guerra de Vietnam. Este clima beligerante, junto al ambiente liberal de Greenwich Village, influyó para que se produjeran los disturbios de Stonewall.

Eran pocos los establecimientos que acogían a personas abiertamente homosexuales durante las décadas de 1950 y 1960. Los que sí lo hacían eran generalmente bares, aunque sus propietarios y administradores raramente eran gais. El Stonewall Inn, en aquella época, era propiedad de la mafia. Servía a gran variedad de clientes, pero era conocido por ser popular entre las personas más marginadas de la comunidad: transexuales, drag queens, jóvenes afeminados, prostitutos masculinos y jóvenes sin techo. Las redadas policiales en los bares gais eran algo rutinario durante la década de 1960, pero los agentes de policía perdieron repentinamente el control de la situación en el Stonewall Inn y atrajeron a una muchedumbre, provocando que se rebelasen. La tensión entre la policía de Nueva York y los residentes gais de Greenwich Village produjo más protestas la siguiente tarde, y sucesivamente varias noches después. En cuestión de semanas, los residentes del Village rápidamente se organizaron en grupos de activistas para concentrar esfuerzos en aras de establecer lugares para que gais y lesbianas pudieran manifestar abiertamente su orientación sexual sin miedo a ser arrestados.

Tras los disturbios de Stonewall, los gais y lesbianas de Nueva York hicieron frente a obstáculos de índole generacional, de clase y de género para formar una comunidad cohesionada. A los seis meses se habían creado dos organizaciones de activistas gais en Nueva York, con objeto de realizar protestas de confrontación, y además se fundaron tres periódicos para promover los derechos para gais y lesbianas. En pocos años se fundaron organizaciones de derechos homosexuales a lo largo de todo Estados Unidos y a nivel internacional. El 28 de junio de 1970 tuvieron lugar las primeras marchas del orgullo gay en las ciudades de Nueva York y Los Ángeles, conmemorando el aniversario de los disturbios. Con el tiempo, otras ciudades fueron organizando marchas similares. Hoy en día se celebran manifestaciones del orgullo anualmente por todo el mundo hacia finales de junio, para recordar los disturbios de Stonewal

 

Fue el comienzo del Imperio LGBTI porque ya en aquella noche cuando el asalto de la policía se enfrento a los 200 gay y lesbianas que había en el interior no sabían que en el trascurso de la noche se iban a sumar hasta llegar a más de 15.000 que se enfrentaron a los policías y atacaron incluso hasta encerrarlos y casi liquidarlos (8 de ellos resultaron heridos y dos de ellos morirían días después).

A partir de ese momento los Directivos crearon la “GAA” (Gay Activists Alliance), con la intención de formar y preparar a los más fuertes en la violencia que pudieran enfrentarse con éxito a los enemigos que ya iban surgiendo también y a la propia policía, ellos mismos se definían así: “Nosotros, activistas homosexuales liberados  (curioso ya allí aparecen los “liberados” que hoy son la fuerza de los Partidos y de los Sindicatos españoles) exigimos la libertad para expresar nuestra dignidad y valor como seres humanos”.

Fue la primera táctica de confrontación a la que llamaron “los comandos ZAP”.

Y fueron ellos los que, curiosamente, se inventaron lo que hoy está de moda en España, los escraches. O sea, el asalto a políticos o intelectuales que no estuvieran de acuerdo con sus ideas y obligarles por la fuerza a hablar y defender los principios de la LGBT.

A pesar de ello los disturbios de Stonewall consiguieron o hicieron un milagro: los “armarios” se abrieron en todo el país y miles y hasta millones de homosexuales y demás se atrevieron a salir a la calle.

Ya  un año después justo cuando se celebró el aniversario de los sucesos de la cafetería a la manifestación monstruo que organizó la LGTBI y con su Organización ya legalizada e incluso con su Bandera  Arcoíris al frente acudieron más de 1 millón de personas.

Sin embargo, lo más importante de aquel incipiente e imparable Movimiento no fue su presencia en la sociedad, a pesar de que la infinidad de los hogares de Estados Unidos fueron saliendo ya jóvenes y mayores que habían perdido el miedo y no dudaban en hacer público sus inclinaciones sexuales, porque lo más importante fue la influencia que a partir de aquel momento fue adquiriendo el Movimiento. Quizás porque los directivos de aquella Organización enorme se dieron cuenta del tsunami que se les venía encima y que había que organizarlo como se organiza las grandes empresas y las multinacionales, puesto que al mismo tiempo que el Movimiento crecía en Estados Unidos fue creciendo en otros países del mundo, empezando por la Europa del Norte y terminando por algunos países como México, en la Hispania del Sur.

Y sus objetivos quedaron marcados desde el primer momento: uno, había que captar nuevos socios y para ello supieron enseguida que había que hacer público las cualidades o ventajas que suponía el hecho de pertenecer a la LGBTI y por tanto gran parte del capital que fueron acumulando, solo con las cuotas de los afiliados y de las aportaciones de los simpatizantes eran ya miles de millones de dólares de los que disponía. Así que decidieron invadir los Medios de Comunicación o con publicidad directa (la LGBT sigue siendo la primera inversora en publicidad en los Medios de Comunicación americanos) o ingresando como accionistas en su Consejos de Administración y ello le permitió tener a su lado la opinión de los grandes Medios americanos e incluso de los Medios de la Cultura, como veremos después.

Otra preocupación fue buscar la Defensa Jurídica de los grandes problemas que se les fueron presentando no asolo como Organización sino a niveles particulares de los afiliados y entonces consiguieron ir introduciendo a gente de las suyas en los grandes despachos de abogados de Estados Unidos e incluso apoderándose de ellos. Pero también en el mundo judicial y consiguieron que poco a poco muchos de los jueces pertenecieran al Movimiento… e igual en el mundo de la educación e incluso de las Fuerzas Armadas (y como no en el mundo político). En 1983 con siguieron introducir un Congresista, el primero, Gerry Studds y en 1984 el primer Gobernador.

Pero quizás sus dos éxitos más importantes fueron el ingreso directo en la actividad política, ya que bien directamente o gracias a su actuación como “lobi” electoral fundamental llegaron, han llegado y siguen dominando muchas de las Leyes que se aprueban en el Congreso, donde tiene despacho y donde se mueve como pez en el agua. Y el otro acierto pleno fue introducirse gradualmente e incluso a través de la Bolsa en las grandes del mundo de la televisión y de los digitales e incluso de lo que hoy llaman las redes sociales. Asique la mayor parte de la producción televisiva de APPLE,  (en cuyas series ya aparecen protagonistas homosexuales o lesbianas incluso con éxito en la vida, el punto de entrada eran personajes secundarios hasta llegar como protagonista como un homosexual) Microsof, Amazón, Alphabel, Facebook, las deportivas NIKE, Adidas y Reebok… de tal manera que en el mundo de hoy se ve lo que quieran que se vea los Directivos de LGBT.

Y allí nació también el “Orgullo Gay”.

El primer aniversario de los disturbios de Stonewall se celebró con el día de la liberación de Christopher Street el 28 de junio de 1970, haciendo una reunión en Christopher Street y la primera marcha del orgullo gay de la historia, que recorrió 51 manzanas hasta Central Park. La marcha necesitó menos de la mitad del tiempo previsto debido a las ganas de los participantes, pero también por la cautela a la hora de andar por la ciudad con signos y pancartas gais. Aunque el permiso para la marcha se envió sólo dos horas antes del inicio de la misma, los manifestantes encontraron escasa resistencia por parte de los espectadores. The New York Times informó (en su portada) que los manifestantes ocupaban toda la calle a lo largo de 15 manzanas. The Village Voice informó positivamente de la marcha, describiendo «la resistencia frontal que nació de la redada policial en el Stonewall Inn un año antes».

Hubo poca animosidad explícita, y algunos viandantes aplaudieron cuando una chica guapa y alta pasó llevando un cartel que ponía "Soy Lesbiana".

Cobertura del The New York Times del día de liberación gay.

Se realizaron marchas simultáneas en Los Ángeles y Chicago.El año siguiente se realizaron marchas del orgullo gay en Boston, Dallas, Milwaukee, Londres, París, Berlín Oeste y Estocolmo. En 1972 las ciudades participantes ya incluían a Atlanta, Buffalo, Detroit, Washington D. C., Miami y Filadelfia

A dos años de los disturbios de Stonewall había grupos en favor de los derechos LGBT en cada ciudad importante estadounidense, en Canadá, Australia y Europa Occidental. Las personas que se unían a las organizaciones activistas tenían poco en común entre ellos, con la excepción de sentirse atraídos por personas de su mismo sexo. Muchos de los que iban a las reuniones de la GLF o la GAA quedaban impresionados al ver tantos homosexuales juntos en un mismo sitio. Con frecuencia surgieron obstáculos tales como la raza, la clase, la ideología y el género en los años posteriores a los disturbios.

Pero fueron los años 90 los de la explosión y el triunfo definitivo del Movimiento LGBT hasta llegar a la Poderosa “maquina de poder” en la que se han transformado.

Por su interés hoy reproduzco el cuadro de la situación de la LGBT y sus problemas con la Ley. Como verán es un cuadro exhaustivo no solo de las Leyes aprobadas sino de las Enmiendas y los Referéndum que han tenido que celebrarse para llegar a la situación actual:

Captura_de_pantalla_2022-01-18_a_las_22.39_.02_