"Equivocarnos en pandilla en lugar de acertar solos" 

Posiblemente una de las citas que pasará a la historia de nuestro país. Una sentencia que, puesta en boca de su autor nos debería de dar que pensar a la hora de evaluar a estos que nos gobiernan. 

Juan Carlos Robles, Decano del Colegio de Economistas de Málaga nos ha dejado las perlas del día. Unas perlas repartidas en una entrevista concedida a Málaga Hoy, que configuran por sí solas las claves por las que entender el hundimiento de nuestro país.  

Robles habla de medidas destructivas que han dado lugar a una caída histórica en la generación de riqueza y de modelos usados para la contención de la pandemia, que no han tenido en cuenta a los grupos de población, incluso siendo demasiado grandes, algunos de los más damnificados.  

Cuando un erudito en materia económica nos comunica su desacuerdo con las medidas que tanto la Administración Central como las autonómicas han tomado y estas, son la base del futuro de una nación, debemos de temblar. 

Curioso a la vez que fácil, entender el ejemplo que Robles nos pone respecto de las economías asiáticas. ¿Por qué las farmacias tienen prohibido realizar test a la población? ¿No se hacen de embarazo o nos miden el colesterol y el azúcar? ¿Por qué según deduzco de lo que traslada el economista malagueño, el gobierno asume la venidera crisis como algo normal? 

Haciendo tests se identificarían las personas sanas y podríamos asistir a un proceso de confinamiento con una norma basada en una realidad con la que podríamos saber, que las personas que estén en la calle, no contagian. La gente consumiría en negocios que es evidente, estarían abiertos en su formato habitual. ¿Por qué el gobierno no toma esa solución? 

En España nos estamos copiando de algunas medidas europeas y aquí nos gusta equivocarnos en pandilla en lugar de acertar. ¡Me quedo con esta frase! Una frase que describe el porqué de la situación y por encima de todo la negligencia de nuestros gobernantes, que jamás hacen caso a los técnicos, a los que saben y que no están de acuerdo con el sometimiento interesado de la población a través de medidas que no sirven para absolutamente nada o en el peor de los casos son más negativas todavía. 

Una entrevista que deberían de leer todos los españoles. Tres minutos para entender que es más posible que la recuperación en V o en U, se convierta en una grande y rígida flecha que apunta al infierno. Palabras con las que Robles nos adelanta la destrucción de infinidad de empresas que no emularán al Ave Fénix y que no volverán con nosotros. 

Es tarde para cambiar el modelo productivo e imposible quitar a los que mandan, por mucho que reneguemos de ellos. Lo mejor de todo, es que una noche cualquiera como la de hoy, todavía se pueden leer textos inteligentes y por lo tanto sencillos, donde alguien dice la verdad a la vez que se anticipa al futuro que en forma de socavón se nos presenta. ¡Gracias Robles!