Porque yo no sólo me he cabreado sino que he saltado como un loco a la terraza y he comenzado a gritar a los que soportan lo que está pasando aquí (además de los 48 grados odiosos):
 
        ¡Cobardes! ¡Gilipollas! ¡Borregos!
 
    Eso sois si no os plantáis hoy mismo y asaltáis la Moncloa.
    Porque mientras vosotros, muchos os habéis tenido que quedar este verano en casa sin playa y otros habréis tenido que pedir un préstamo para poder irse como mucho una semana... el señor Sánchez pasará 20 días de ensueño en Canarias y Doñana sin que se le caiga la cara de vergüenza.
 
    ¡Cobardes! ¡Gilipollas!
    ¡Maricones! ¡Borregos!
 
    Eso sois si no os plantáis y hoy mismo asaltáis la Moncloa, el palacio de la Mareta de Tenerife y el de las Marismillas en Doñana.
    Sí, sí, leed el artículo que os reproduzco y llorad como mujeres lo que no sabéis defender como hombres.
 
                 LO SIENTO. POBRE ESPAÑA.
                 AQUÍ HACE FALTA UN PUEBLO.
 

Las exclusivas vacaciones de 20 días de Pedro Sánchez

y su mujer Begoña Gómez y el coste que suponen 

 

Bea Téllez de Meneses (vozpopuli) 

 

 

Publicado 30/07/2022 




Pedro Sánchez, su mujer Begoña Gómez y sus dos hijas Ainhoa, de 17 años, y Carlota, de 15, comienzan sus vacaciones de verano este martes 2 de agosto después de mantener con el rey Felipe VI el tradicional encuentro del verano en el palacio de Marivent. Tras ello, el presidente del Gobierno podrá disfrutar de 20 días de descanso, sus vacaciones más largas desde que llegó a Moncloa, que pasará junto a su familia y su perra Turca ya que el Consejo de ministros no reanuda su actividad hasta el próximo 23 de agosto. 

 

Sánchez y su familia repiten destino. Primero irán a Lanzarote y después a Doñana, donde se alojarán en lugares muy exclusivos. Atrás quedaron los años en los que veraneaban en un sencillo apartamento que Pedro y su esposa Begoña adquirieron en 2001, en Mojácar (Almería), donde les gustaba frecuentar los bares y chiringuitos de la zona como cualquier ciudadano de a pie. 

 

Veremos si para sus desplazamientos vuelve a utilizar el Falcon mientras él pide a los demás españoles que ahorren energía y como medida para ello ha propuesto a los ministros y cargos públicos que se quiten la corbata como él ha hecho para reducir el uso del aire acondicionado, el cual ha limitado también a 27 grados en transportes, centros de trabajo y comercios y la calefacción a 19.

 

El primer destino de vacaciones de Pedro Sánchez y su mujer Begoña Gómez es La Mareta, en Lanzarote 

 

En la primera parte de las vacaciones estarán en Canarias y se alojarán en la casa-palacio de La Mareta, situado en el municipio de Teguise (Lanzarote), donde podrían estar unas tres semanas. El líder socialista y su familia ya han pasado aquí otros veranos y Navidades. La primera vez que se hospedaron aquí fue en la Nochevieja de 2018, a los seis meses de que Pedro Sánchez se convirtiera en presidente del Gobierno tras la moción de censura a Mariano Rajoy. 

 

La Mareta es un espectacular complejo de 30.900 metros cuadrados que tiene acceso directo al mar, helipuerto, dos piscinas, un lago, pista de tenis, canchas de baloncesto -deporte preferido de Sánchez- y está rodeado de jardines de arena volcánica, cactus y palmeras de gran tamaño. Además está formada por una superficie construida de 1.900 m2, alberga 10 bungalows de una y dos plantas de altura. El principal cuenta con dos dormitorios, piscina y distintas terrazas.


 

Pedro Sánchez, su mujer Begoña Gómez y sus hijas se alojarán en La Mareta, Lanzarote 

 

La Mareta es una de las residencias de la familia real española, propiedad del Estado y gestionada por el organismo público Patrimonio Nacional. Esta espectacular propiedad construida a finales de los años 70 se la regaló el rey Hussein de Jordania al rey Juan Carlos I en 1989 y el monarca se la cedió al Estado el 22 de junio de 1989 y se incorporó al patrimonio el 18 de julio de ese año. En 2015, por deseo del rey Felipe VI el complejo se puso al servicio de los intereses turísticos de España. Sin embargo, solo la han utilizado por presidentes del Gobierno como Sánchez y algunos líderes internacionales. 

 

El lujoso complejo de la Residencia Real de La Mareta tiene una marcada arquitectura tradicional canaria, de estilo colonial, con paredes blancas, techos planos, con remates de chimenea adornados con decoraciones en forma de cúpula y varios balcones. Fue diseñada y decorada por el artista lanzaroteño César Manrique. 

 

Sánchez practicó unas reformas de más de 30.000 euros 

 

Cuando Pedro Sánchez visitó por primera vez La Mareta en 2018 pidió que se practicaran algunas reformas que costaron más de 30.000 euros, entre las que estaban nuevas medidas de seguridad como poner cámaras y varios dispositivos, así como una lavadora nueva y aparatos de aire acondicionado. 

 

Se estima que su mantenimiento cuesta 10.000 euros al mes a lo que habría que sumarle los caprichos y peticiones que tenga Sánchez o su mujer. Por ejemplo, el verano pasado también se procedió a la limpieza de las canchas de baloncesto, con su correspondientes gasto. 

 

Una factura de luz de 1.500 euros en agosto y otros gastos 

 

Sánchez y su familia pasan sus vacaciones de verano y también algunas Navidades aquí. El pasado año, en el mes de agosto, cuando estuvo el presidente socialista con su mujer, la factura de la luz ascendió a 1.500 euros. "El importe del consumo de energía eléctrica en el período del 1 de agosto al 31 de agosto en el punto de suministro de La Mareta ha sido de 1.475,32 euros", según señaló Patrimonio Nacional a través del Portal de Transparencia tras preguntarle 'Okdiario' por ello. 

 

Patrimonio Nacional también desveló otras cantidades que se gastaron como 22.424 euros en los conceptos de limpieza, seguridad y electricidad que salen del dinero público. También se pagó "una factura por importe de 4.815 euros de la empresa Aema Hispánica S.L., por servicios adicionales de lavandería, planchado y guardarropa relativos a la visita". Hay que tener en cuenta además el contrato habitual de 90.000 euros anuales para limpiar la residencia. 

 

El elevado coste en el personal de seguridad de Sánchez y su familia 

 

Además hay que sumarle los gastos de seguridad. "La vigilancia de seguridad, en cuanto al servicio ordinario del mes es de 14.909,20 euros", según especificó la presidenta del Consejo de Administración de Patrimonio Nacional. Además, hay que sumar "una comisión de servicio responsable de seguridad con un viaje de preparación" que cuesta 1.225,25 euros. 

 

A estos gastos hay que añadirle lo que cobran los policías nacionales que se encargan de escoltar a la familia presidencial. Un sueldo más elevado de lo habitual ya que hay que contar con el pago de dietas, horas extra y con que están y duermen fuera de Madrid. El Ministerio del Interior no quiso responder al coste que suponía la seguridad de Sánchez, alegando que podría abrir una falla de vulnerabilidad en el servicio de vigilancia del presidente en sus vacaciones. 

 

El enorme dispositivo de seguridad que precisa que Sánchez y su familia supone un elevado coste que sale del dinero público. Se han reservado al menos 60 habitaciones en un complejo turístico de la zona que, según publica 'La Razón', y todo parece apuntar a que serán ocupadas por el personal de seguridad de Presidencia.   

 

A ello hay que sumarle los 40 miembros de los Grupos Rurales de Seguridad (GRS) de la Guardia Civil, que también forman parte de ese dispositivo de seguridad, así como agentes de los TEDAX, buzos de los GEAS, Servicio Cinológico (Perros), etc.   

 

Se han alojado los Reyes, mandatarios internacionales y murió de forma repentina la madre del rey Juan Carlos 

 

La Familia Real española utilizó por primera vez la residencia de Lanzarote en abril de 1993. En La Mareta también se alojaron en 2005, los reyes Felipe y Letizia cuando la princesa Leonor tenía tan solo unos meses, también utilizaron esta residencia el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, José María Aznar y Rodrigo Rato. 

 

También se han alojado en La Mareta mandatarios internacionales como el excanciller alemán Helmut Kohl, que se hospedó aquí en mayo de 1992 durante la cumbre hispano alemana celebrada en Lanzarote; o el expresidente de la URSS, Mijail Gorbachov, y su esposa Raisa, el canciller alemán Gerhard Schoreder, el presidente checo Václav Havel y el presidente de Kazajstán, Nusurtan Nazarabayev. 

 

En esta residencia ocurrió también un incidente imprevisto la muerte repentina de doña María de las Mercedes de Borbón y Orleans, madre del rey Juan Carlos, mientras pasaba unos días de vacaciones.

 

Después Sánchez y su esposa irán al Palacio de las Marismillas en Doñana 

 

Después, Pedro Sánchez, su esposa Begoña y sus hijas, junto a su perra Turca, pondrán rumbo a Doñana, zona en la que están trabajando los bomberos forestales para controlar el incendio de Bonares, donde se alojarán en el Palacio de las Marismillas, situado dentro del propio Parque de Doñana, en el extremo sur, perteneciente al municipio de Almonte (Huelva), cerca del río Guadalquivir. 

 

Es de estilo colonial inglés y fue construida en 1912. La casa-palacio pasó a ser parte del Patrimonio del Estado a partir de los primeros años 1990 y dos años después, en 1992, fue declarado para 'uso protocolario'. 

 

Esta espectacular residencia está situada en el corazón del coto de Doñana, tiene casi 11.000 hectáreas de finca y varios kilómetros de playa virgen. El palacio tiene 18 dormitorios y 18 baños, más que la casa de Isabel Preysler (Villameona). 

 

                                               Palacio de Las Marismillas 

 

Sánchez gastó 20.000 euros en reformas y se destinó 335.000 euros de los Fondos Europeos para mejoras 

 

Sánchez también acometió obras en el Palacio de las Marismillas. En 2019, cuando era presidente en funciones, destinó casi 200.000 euros en reformar parte de la residencia. El Gobierno se gastó 335.000 euros de los Fondos Europeos en mejoras en el palacio de vacaciones de Sánchez 

 

Aquí también se han hospedado otros presidentes del Gobierno como Felipe González, José Luis Rodríguez Zapatero, José María Aznar y Mariano Rajoy. También ha sido residencia temporal de invitados políticos extranjeros como Mijail Gorbachov, Tony Blair, Angela Merkel, Helmut Kohl y el rey Balduino de Bélgica con su esposa Fabiola así como de otros personajes políticos y representantes de las casas reales europeas.