Primer incidente extradeportivo en el Real Madrid en el año nuevo recién estrenado. El protagonista ha sido James Rodríguez, que llegó al entrenamiento del equipo en Valdebebas perseguido por un coche camuflado de la Policía. El colombiano consiguió acceder al recinto deportivo del club madridista, a pesar de que el coche de la policía le estaba dando el alto por el altavoz.

 

“¡Deténgase a la derecha, deténgase a la derecha!”, se escuchaba decir al Audi de James desde el coche policial, un vehículo de incógnito que fue detenido a la entrada de Valdebebas por la seguridad privada del Real Madrid. La explicación de los policías a los miembros de la seguridad del club blanco fue contundente: “¡Le íbamos persiguiendo a 200 km/h por la M-40!”.

 

James conducía un Audi de gran cilindrada camino del entrenamiento desde su casa en la urbanización de La Finca, en Pozuelo de Alarcón. El colombiano se expone ahora a una grave sanción. Si se confirma que circulaba a 200 km/h por la M-40, una vía con un límite máximo de 100 km/h, habría incurrido en un delito contra la seguridad vial que conlleva retirada del carnet, como le ocurrió a en su día a Benzema, además de una fuerte sanción económica.

FUENTE: OKDIARIO