Sánchez se toma el manual de resistencia en serio. Es un corcho. Su capacidad de resiliencia es casi tan proverbial como su sinceridad en el engaño. Por eso va diciendo que habrá remontada. No es automotivación. Se la cree. Por eso desprecia olímpicamente a la oposición.

Necesita al PP para renovar el CGPJ. Los populares han renunciado a su postura inicial de modificar el sistema de elección del gobierno de los jueces antes de renocar el CGPJ. Ahora aceptan cambiar el orden de los factores: renovar primero, reformar después. Y el producto sí se ve alternado. Eso sí, sólo piden un compromiso por escrito de que el gobierno cumplirá su promesa de renovar el modelo.

La respuesta de Bolaños ha sido un puntapié: el modelo no se modificará nunca. ¿Era necesario humillar a la otra parte de la mesa de la negociación?, ¿no es más fácil hacer como que se va a cumplir y luego hacer como siempre?, ¿no es mejor echar la culpa al chá-cha-chá una vez que hayan pasado unos meses sin que nada se mueva?

La maniobra ha sido tan burda que ha forzado al PP a plantarse. Sólo entonces Bolaños ha aceptado pulpo como animal de compañía. Firmará el papel. Total, el papel lo aguanta todo. Lo único que preocupa al gobierno es que Bruselas corte el grifo de los fondos por la condicionalidad de los mismos al Estado de Derecho. Pero el comisario de la cosa dijo que el 'impasse' actual no era adecuado. "Sólo eso". Y la ministra debió de pensar que si sólo nos jugábamos el desprestigio ianstitucional el atropello salía barato...

En Economía el juego es el mismo. El gobierno goza de una sobrerrecaudación de 30.000 millones. Bruselas ha suspendido la regla de gasto, así que la disciplina está relajada. ¡Fuera fajas! El resultado es un presidente soltando cheques y dádivas como si el dinero fuera suyo. Un niño de san Ildefonso -en feliz metáfora de Sayas- repartiendo pedreas como si el dinero cayera del cielo.

Y por si no se había entendido bien, El País apuntala con que tenemos un colchón de 15.000 millones adicionales si las cosas se ponen feas. Vamos, que en año electoral la padrea va a continuar. Ayer eran viernes sociales, hoy se llama inversión social. Mañana será la ruina de los intereses de la deuda. Pero eso será mañana. Yo no estaré. Y el último, que apague la luz...

El anzuelo del pescador

  • Tributación conjunta en riesgo. Aunque el gobierno presume de colchín, Hacienda busca dinero bajo las piedras. ¡Voilá! La tributación conjunta. ¿Será necesario volver a pelear en los tribunales la injusticia de que un matrimonio pague más que si están separados?

  • Gran Bretaña. El Banco de Inglaterra ha tenido que intervenir 3 veces poara garantizar la estabilidad financiera en el Reino Unido. En tiempos de turbulencias la soledad no es la mejor compañera.

  • USA pierde aliados. Marruecos se alía con Rusia en temas nucleares "pacíficos?. Arabia saudí y la OPEP pactan con Rusia recortes en la producción. Y Macron advierte que EEUU es la gran beneficiaria de la guerra en Ucrania. A Biden le crecen los enanos.