No ha sido una buena jornada de Champions para los equipos madrileños. Tras el empate del Atlético de Madrid ante el Qarabag, que complica su clasificación, el Real Madrid ha perdido en Londres por 3-1 ante un Tottenham que dominó completamente el partido y se coloca como líder en solitario del Grupo H. Por los locales marcó Dele Alli un doblete (27’ y 55’) y Christian Eriksen (64’). Cristiano Ronaldo marcó el de la honra en el 80’.

El Real Madrid estuvo muy flojo durante un encuentro que ganaron los de Mauricio Pochettino merecidamente. Se nota la ‘ausencia’ de Modric y Kroos, que siguen buscando su juego de antaño, algo que se contagia al resto del equipo. La defensa y la delantera blancas tampoco estuvieron a la altura de los acontecimientos y provocaron la derrota de los de Zidane, que no pasa por su mejor momento en el banquillo merengue.

Esta derrota no hace sino confirmar que el Real Madrid pasa por un momento de crisis que hay que solventar ahora que hay tiempo. En Champions ha sumado solo un puntos en sus dos encuentros ante el Tottenham y en Liga ya se encuentra a 8 puntos del FC Barcelona tras caer derrotado ante el humilde Girona.