Posiblemente algunos de ustedes conocerán al coronel Richard Black. Su exposición y breve examen de la guerra ucraniana es totalmente diferente a la narrativa unánime de los medios de comunicación, gobiernos y partidos españoles y occidentales (todos, incluido, por desgracia, Vox). Y, desde luego, la realidad y la verdad expuesta por el coronel Black nada tienen que ver con las opiniones -de ciertos altos mandos del ejército español junto con periodistas y articulistas de lo más variopinto- vertidas en diversidad de medios de comunicación. Éstas opiniones del todo irreales cuando no ficticias. Desde mi perspectiva, son opiniones de seguidismo de la narrativa del globalismo masónico a cuyas ordenes están los gobiernos y parlamentos occidentales. Sin ir más lejos peguntémonos ¿conviene y es beneficioso para España y los españoles intervenir en esa guerra dando armas a uno de los contendientes? ¿conviene y es beneficioso para España y los españoles todo el entramado de sanciones a uno de los contendientes? ¿A quién están perjudicando todas esas sanciones? ¿a quién están beneficiando?

El coronel norteamericano Richard Black tiene larga experiencia en combate, se sitúa ideológicamente en la derecha republicana y es un patriota. Fue congresista por Virginia y senador por este estado. La Executive Intelligence Review ha publicado una entrevista  (con subtítulos) al coronel Black realizada por Mike Billington.

Básicamente, el testimonio del Coronel Black puede sintetizarse en los siguientes puntos:

1) Occidente, la OTAN (básicamente Estados Unidos, Gran Bretaña y UE) está en guerra contra Rusia y utiliza al territorio de Ucrania como escenario del choque militar -con la destrucción consiguiente- y utiliza a los ucranianos como “carne de cañón”, materia prima que se expone sin miramientos al enemigo sabiendo que éste los va a triturar. A Estados Unidos no le importa los sufrimientos por los que tengan que pasar los ucranianos. Estados Unidos-OTAN ya han hecho esto mismo en Afganistán, Irak, Siria. En Especialmente en Siria, donde financiaron, armaron y entrenaron al ISIS contra Rusia. Y Rusia les derrotó. Pero ahora vuelven a intentarlo en Ucrania.

2) Para los gobernantes de Estados Unidos es mucho más fácil apoderarse de las riquezas de un territorio destruyéndolo y desmenuzando a la población que lo habita que colonizarlo directamente. Por eso mismo no reparan en medios de destrucción total, como bombardeo de alfombra dejando las ciudades arrasadas. Seguidamente ponen sobre el terreno una fuerza militar numéricamente aplastante que se desenvuelve sin miramientos. Una vez el país está destruido económica y políticamente las fuerzas militares protegen la llegada de las diversas compañías extractoras, productoras y comerciales que harán grandes negocios. Y cuando la cosa se vuelve incontrolada abandonan el territorio dejándolo saqueado y arrasado y a los habitantes diezmados físicamente, económicamente, moralmente.

3) Ésta presente es una guerra de Estados Unidos contra Rusia utilizando a Ucrania y al resto de Europa como campo de juego. El objetivo es triple: a) Sujetar a la UE haciéndola más dependiente de Estados Unidos, destruyendo cualquier posibilidad de autonomía económica, militar y política. Esto lo estamos viendo ahora muy claramente a partir del sector energético y alimentario. Los estados europeos han sido inducidos y presionados para aceptar el corte de los suministros rusos para pasar a depender de los suministros useños. b) Hacer de la UE una colonia recadero de Estados Unidos. c) Siendo Rusia el estado-continente más rico del mundo (quizás China le iguale) se trata de que una guerra larga acabe dividiendo a la sociedad rusa y a su territorio. Rusia acabaría desintegrada y en una permanente guerra civil. De esta forma Estados Unidos podría desactivar aquellos territorios en su provecho.

4) Estados Unidos ha venido provocado continuamente a Rusia para que vaya a la guerra global. Putin se ha resistido y se sigue resistiendo a una guerra global. Ahora mismo la acción de Rusia en Ucrania es una acción militar limitada con los objetivos de frenar a la OTAN y defender los territorios rusófonos (agredidos por el gobierno títere de Ucrania desde el golpe de estado de 2014 apadrinado por Washington).  A principios de 2022 Ucrania (es decir, USA-OTAN) tenía preparada una acción militar a gran escala contra dichos territorios. Rusia se adelantó a la ofensiva ucraniana-OTAN contra los territorios rusófonos.

5) Ucrania no tiene nada que decir sobre la paz o la guerra. Es Washington quien decide. Si Washington quiere combatir esta guerra la combatirá hasta que muera el último ucraniano.

6) Este “juego” tiene serios riesgos de que derive en un enfrentamiento directo entre Estados Unidos y Rusia. En Ucrania hay combatiendo soldados de la OTAN (franceses, británicos, norteamericanos, principalmente). Incluso están dirigiendo la guerra. El buque insignia ruso Moskva posiblemente fue hundido por misiles antibuque disparados por las fuerzas de la OTAN (franceses). Todo esto es muy imprudente. Y hay senadores republicanos que están a favor del choque nuclear con Rusia, creyendo que USA tiene un poder nuclear superior. Pero esto no es así. Rusia puede detectar por anticipado cualquier intento de ataque, tiene misiles hipersónicos que Estados Unidos no tiene. Si Estados Unidos (OTAN) hiciese el más mínimo movimiento en esta vía (ya a nivel local táctico en ucrania o ataque amplio sobre territorio ruso), Estados Unidos sería arrasado por Rusia en el primer ataque.

7) La “cuestión Ucrania” es asunto de vida o muerte para Rusia, similar a la situación de vida o muerte que para los Estados Unidos representaban los misiles en Cuba. Por eso Rusia no puede ceder, como no cedió Estados Unidos respecto a Cuba. Y por eso Rusia saldrá vencedora y la OTAN (Estados Unidos) saldrán de ese territorio como lo tuvieron que hacer en Afganistán, Irak o Siria. Esto supondría una nueva derrota de la OTAN, cosa que la Organización Atlántica no se puede permitir. De ahí el peligro de que Washington acabe decidiendo que antes de llegar a una nueva derrota es preferible una deriva nuclear del conflicto.

8) Ucrania no tiene ningún sentido para los Estados Unidos y para sus ciudadanos (como no lo tiene para Europa). Sin embargo, se está llevando a cabo un juego mortal porque los gobernantes y militares norteamericanos (y occidentales) no tienen como interés el bien y la devoción a la Patria y a su población, sino que el único interés que tienen es el personal y el interés de las compañías norteamericanas implicadas. Esta guerra no se libra por los intereses del pueblo ucraniano, norteamericano ni europeo sino por los intereses personales de una oligarquía norteamericana que tiene comprados a los gobiernos y medios de comunicación occidentales.

“Llaman gobierno al asesinato, la rapiña y el robo y donde crean soledad (destrucción) lo llaman paz”. “Auferre, trucidare, rapere falsis nominibus imperium, atque ubi solitudinem faciunt, pacem appellant” (Tácito).