Vaya por delante que este verbo, sanchear, lo emplea Carlos Herrera (Cope).

Dicho palabro, ocurrencia por cierto de gran tino y acierto pleno, pues da en la diana de lo que estamos padeciendo, la Escopeta Nacional II Parte, una nueva entrega de esta saga, ahora con un relato bochornoso e interpretada por el tal Sánchez como actor principal y su colorida banda de congresistas como actores secundarios y terciarios: terroristas de última mutación, independentistas que han ampliado su zona de atracos y ahora pretenden mangar en Madrid y demás basura, que diría el antes citado Carlos Herrera.

Sánchez, ese alumno aventajado de Zapatero el contador de nubes, no representa a nada ni a nadie. Sánchez, ni es del PSOE, ni habla en nombre del PSOE, aunque vive a costa del PSOE. Sánchez es de Sánchez, punto y final, porque Sánchez va a lo suyo por encima de cualquier ideología, principio o precepto constitucional. Tanto es así, que por conseguir sus fines, es decir, sanchear, se ha apropiado del PSOE hasta mancillar sus siglas, emborronar su historia y traicionar a los socialistas de pura cepa a los que nunca vimos arrodillados a terroristas, independentistas y vascos de corbata ávidos de competencias.

Pero vayamos al vocabulario que nos ha traído el pájaro en cuestión:

Sanchear: 1.Hacer absolutamente lo que te da la gana, sin ningún atisbo moral, ético o constitucional. 2. Ir a lo tuyo cueste lo que cueste y a quien le cueste. 3. Improvisar día a día el modo de comportarse, actuar y argumentar 4. Aprovechar los méritos de los demás y hacerte la foto 5. Eludir los problemas y no asumir responsabilidades en nada.

Falconear: 1. Apego visceral a volar en un avión privado pagado por otros y emplearlo como medio de transporte habitual 2. Uso innecesario de una nave aérea cuando hay otros medios de transporte más adecuados a esa corta distancia.

Moncloar: 1. El que es presa de una obsesión por residir en una mansión y por ello sentirse importante. 2. Apego a la ostentosa vida de los ricos que van y vienen en coche, tienen cocinera, sirvientes…

Baronear: 1. Ser barón o baronesa, persona aparentemente influyente en un partido político, pero con menos fuerza que la gaseosa de marca blanca. Se aplica a los barones y baronesas del PSOE, en especial a Susanita la muda.

Pablear: 1.Simbiosis política interesada: yo te utilizo y tú me utilizas 2. Usar a otro para alcanzar tus fines.

Irenear: 1.Se dice de la mujer que a raíz de un arte mejora sustancialmente su estatus laboral 2. Progresar de forma súbita y explosiva, dando su salto espectacular en el modo de vida e ingresos mensuales.

Coletear: 1. Llevar coleta a modo de despiste como señal de pertenencia a una clase social a la que uno no pertenece, sino de la que incluso se reniega 2. Engaño, timo, farsa, paripé (andaluz)

Echeniquear: 1.Se dice del que está en el sitio apropiado en el momento adecuado 2. Dejar de pagar las cuotas de la Seguridad Social a una empleada de hogar.

Voxear: 1. Hablar muy claro, para que todo el mundo lo entienda al instante 2. Mostrar las cartas al rival 3. Sentido de pertenencia a un modo de cultura y civilización