Estamos últimamente asistiendo al espectáculo de como los supermillonetis lanzan sus cada vez más extravagantes y extrañas propuestas en orden a decirnos cómo hemos de vivir y que hemos de hacer y de dejar de hacer.
 
Como digo en mi libro Contra la despoblación (Europa en la encrucijada) el dinero ha hecho a las gentes de Europa y Norteamérica los más felices seres de la historia durante los siglos XIX y XX.  Pero en lo que llevamos de siglo XXI esta cometiendo demasiados errores.
 
Entre ellos el diseñar una Europa sin europeos, y el acabar con las clases medias. Además nos dice que no fumemos, que no bebamos y que no comamos. 
 
Hemos pasado también de la meritocracia a la cleptocracia y asistimos sin rebelarnos a como nos roban desde todos los sitios las oligarquías y las élites.
 
Tantos errores y tanta ignominia nos llevan a pensar si no estaremos asistiendo al ocaso del Dios Dinero y su medio de gobernarnos, la democracia burguesa.
 
Porque asistimos a nuestra esclavización hacia él, a que nos deja inermes ante la islamización de Europa, a que esta provocando un invierno demográfico de trágicas consecuencias y una pauperización de nuestros ciudadanos, llega la hora de rebelarnos y poner fin al desaguisado mediante la concesión de la dirección de nuestros asuntos a un jefe o a un conductor de hombres.
 
Si camaradas, llega la hora de buscar líderes. En nuestro país y en Europa. Llega la hora que tanto hemos esperado de que un jefe providencial dirija nuestros destinos.
 
La democracia está fallando y más aún en la España de las autonomías. Llega la hora de superar el materialismo y el nihilismo y que nuestros jefes nos otorguen un espíritu lleno de ilusión y de altos ideales.
 
Si camaradas. Estamos ante el ocaso del capitalismo y del Dios Dinero. Llega el momento de un nuevo amanecer para nosotros pues estoy completamente seguro de que el destino nos encargará la misión a nosotros de hacer una España grande y una Europa que vuelva a ser la luz del mundo.
 
Y para ello debemos encontrar líderes en España y en Europa que estén dispuestos a acabar con el invierno demográfico, con la islamización, con nuestra decadencia y con nuestro empobrecimiento.
 
Llega nuestra hora camaradas. Dejemos de una vez el pesimismo a un lado y juramentemonos a luchar contra nuestra decadencia y a lograr la solución de nuestros problemas más acuciantes.
 
A la España vacía le quedan 15 años de vida. Esforcémonos en nuestra resurrección para impedir que esta grave desgracia ocurra. El dinero ya no sabe como arreglar este tema y los otros. Nosotros si. Sabemos que debemos volver a las tradiciones.  Sabemos que hay que prohibir el aborto. Y sabemos que hay que apostar por una reindustrializacion y una deslocalización de empresas en nuestra patria.
 
Por todo ello que les he dicho, porque ese ocaso del dinero se palpa ya, seguiré intentando reorganizar FE-JONS Zamora y haciendo de nuevo el llamamiento a todos los patriotas de que nos unamos en un Frente Nacional para acabar de una vez con las locuras del Dios dinero y sus absurdas proposiciones. 
 
Hasta el momento mi idea de formar un Frente Nacional ha caído en saco roto. Pueden más el desánimo ante los repetidos fracasos electorales y la lucha de egos de los distintos líderes patriotas. Pero no cejaré en mi empeño pues como ya os he dicho Máximo Décimo Meridio no piensa descansar hasta ver la España vacía repoblada con españolitos y en ver frenada la islamización y la decadencia de nuestra patria.
 
Y a nuestros padres conscriptos que están diseñando una España sin españoles, sin industrias ni campesinos les digo que no cejaré en usar todos los talentos que el Señor me haya podido dar en evitar esto. En evitar y solucionar también la desaparición de nuestras clases medias y su empobrecimiento mediante el robo y el expolio.