Cuando se de proteger a las crías, nada ha de  importar el tamaño del enemigo. En principio. Y  recuerdo, no ha tanto, valerosa grulla, en Kenia, capaz de enfrentarse a nutrida manada de elefantes que ponían en riesgo su nido. Una grulla coronada gris (Balearica regulorum) extendía sus grandiosas alas para intimidar a sus potenciales enemigos, en este caso hatajo de paquidermos.

Los padres dan la vida por los hijos

No se puedo afirmar con absoluta certidumbre si se trata de una grúa coronada macho o hembra, ya que ambos sexos se sientan en el nido durante la temporada de reproducción. Por lo general, las grullas devienen extremadamente territoriales, especialmente en parejas, y son bastante agresivas defendiendo su territorio.

 

Y, sobre todo, a sus polluelos. Llegando a sacrificarse por ellos. Suelen poner de dos a cuatro huevos, que protegen en un nido oculto tras ubérrima vegetación que ayuda a mantenerlos fuera del alcance de los depredadores, preferentemente terrestres. Y de monstruos varios.

Pandemia, ésta sí real, de sumisos trisómicos

Denominada Ponencia de Vacunas, el grupo de expertuzos que marca la estrategia nacional de timovacunación covid. Tal conciliábulo gubernamental entiende que en la actual situación de Bozalistán, antaño España, no es necesario administrar de manera inmediata la timovacuna covidicia en los niños de 5 a 11 años, dado el elevadísimo porcentaje de población adulta timovacunada. Ejército de subnormales, los timovacunados, obvio.

“No se puede vacunar a los niños en beneficio de la colectividad”, señalaba hace escasos días, en declaraciones a EFE, el presidente del Comité de Bioética de España y miembro de la Ponencia de Vacunas, Federico Montalvo, que recuerda que la fantasmagórica covid-19 prácticamente no supone un riesgo para los niños, por lo que la timovacuna no es un beneficio real para ellos. Admite también Montalvo que en este momento la kakuna no es recomendable para los críos "porque los beneficios no están claros y el riesgo (de infección grave) es mínimo, prácticamente cero"…

…Pues eso, padre, abuelo, tras consentir el inicuo crimen del bozal, ¿qué harás a partir del próximo quince de diciembre? ¿Proteger a tu cachorro o sacrificarlo en nombre de tenebrosos ídolos? Ya sabes, ni Moloch ni Baal Hammón ni Saturno...

…Pues eso, si te queda algo de decoro, la elección está clara: que te la chupe el Anticristo…

…Grulla contra elefantes…

…O contra tigres…

…En fin.