---------

Ahora que tan de moda

se ha puesto defender

de los negros la vida,

yo me sumo a la movida,

pero ampliando la moción.

No sólo de los que tienen

la piel de color tizón,

sino de los que la tienen

de cualquier otro color,

de su vida yo me erijo

en rotundo defensor.

Y no sólo de la vida

de personas ya nacidas,

también de la de aquellos

que en el claustro materno

se encuentran todavía.

Cualquier vida humana importa

y es criminal quien la aborta

contraviniendo la Ley

del buen Dios que nos la dio.

Cualquier vida humana importa

y es la gran aberración

de estos tiempos aberrantes

haber convertido los vientres

de las mujeres gestantes

en cadalsos donde son

sus hijos despedazados.

La vida, sí, defendamos,

la vida del ser humano

ya nacido o por nacer.

La vida, sí, defendamos,

la vida del ser humano

de cualquier raza y color.