Como ya advertiamos hace poco en este medio la ameneza de Marruecos sobre España es muy grave y los hechos desgracidamente así lo van demostrando.

La invasión masiva de ciudadanos marroquíes que entraron de manera irregular a Ceuta y que podría superar las 6.000 personas, ha desembocado en un despliegue del Ejército, unidades de la Legión y de Regulares, por las calles de la ciudad autónoma. En la entrada, un ciudadano marroquí ha fallecido intentando bordear el espigón de Tarajal a nado entre cientos de compatriotas.

La Delegación del Gobierno había elevado a "unos 5.000" el número de ciudadanos marroquíes que ha accedido irregularmente a la ciudad autónoma bordeando los espigones marítimos del Tarajal y Benzú. De ellos alrededor de 1.500 serían menores de edad, por lo que no podrán ser expulsados de forma expeditiva.

La avalancha de marroquíes sobre la frontera de Ceuta responde a una intención deliberada del gobierno de Rabat, que ha decidido abrir completamente la mano. Los jóvenes, adultos y familias enteras que se han lanzado al agua lo han hecho ante la pasividad total de las fuerzas auxiliares marroquíes, que obedecían órdenes de no intervenir.

Les recomiendo el reciente artículo en donde advertía del gravísimo peligro de la amenaza de Marruecos.