La Policía Nacional ha detenido en Madrid a dos personas, acusadas de obligar a varias mujeres, casi todas de origen colombiano, de ejercer la prostitución en diferentes casas y negocios de la capital, así como de realizar masajes con ‘final feliz’ incluso con varias personas a la vez.

 

Una de las víctimas logró escapar con ayuda de una amiga, que fue la que denunció los hechos a las autoridades consulares de su país, Colombia, y a los agentes especializados de la Brigada Central contra la Trata de Seres Humanos de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras de la Policía española. Acusados de delitos de trata de seres humanos (prostitución), favorecimiento de la inmigración ilegal y agresión sexual, los dos detenidos son un hombre español y una mujer colombiana.

 

Esta operación está enmarcada dentro de la segunda fase del Plan contra la trata de seres humanos con fines de explotación sexual, puesto en marcha por la Policía Nacional en 2013. Este cuerpo de seguridad del Estado está haciendo especial hincapié en este tipo de delitos, con campañas como ‘Con la trata, no hay trato. Denúncialo’, cuyo objetivo es concienciar e implicar a la sociedad contra ellos.

 

El año pasado se llevaron a cabo más de 200 operaciones contra organizaciones relativas a este delito, con 700 detenidos y más de 500 víctimas puestas en libertad. Para facilitar la colaboración ciudadana, la Policía tiene habilitado un teléfono 900 105 090 y un email trata@policia.es para hacer denuncias de forma anónima y confidencial.