Lejos de toda normalidad, en el estado de cosas que tenemos, que no  entendemos ni hay por donde cogerlo, la realidad se impone y llega a extremos inimaginables. Algo de lo que hasta ahora, en su percepción lejana, siempre se decía: eso no puede pasar aquí. ¡Pues ahí está! En España que es nuestra Patria común o debería serlo, de no haber sido ya dividida, y descuartizada por la corrupción de la injusticia; porque en la justicia está el cáncer, en estado de metástasis que amenaza con la eliminación física del discrepante, sin que nadie le defienda, y para que vaya detrás la liquidación de España entera. Algo que no importa a los narcotizados españoles; y mucho menos a los adoctrinados colaboradores, que son la otra media España que siguen empecinados votando a esas opciones ideológicas demoníacas y extremas, cuyos rectores iniciaron la revolución, y división, creando un enemigo inexistente -por no pensar igual- y en el que justifican sus propios delitos. Muchos votantes del PSOE le están agradecidos por lo que chuparon, porque fueron comprados, y la ética les importa un carajo; porque como no tienen conciencia aún esperan mamar más dinero en cuanto se presente la ocasión, y por eso le siguen votando. La moral se ve en los sindicatos, que tragan, además de mariscadas, dinero a espuertas, dinero que no es de ellos, cientos de chiringuitos innecesarios y subvenciones, y que hay que prohibir como sea, junto al despilfarro político que mantiene este atajo de ladrones.

Por dinero, ascensos, favores o intereses espurios y bajas pasiones, qué fácil se tuerce el pueblo. Esto es lo que hicieron y saben hacer los socialistas. Cómo cae el pueblo en el mamoneo, se corrompe la sociedad, y se va todo al garete. Así empezó hace 40 años por la degradación social, para caer en la corrupción, y llegar hoy al estado de descomposición. Los socialistas son los responsables de esta mierda de sociedad que tenemos, porque buscando el voto, el poder y el dinero, la corrompieron así, y porque así es su espíritu dictador que no puede ser más destructor.

¿Qué se puede esperar? ¿Qué se puede hacer cuando sobre esta anómala situación se desploma la mayor enfermedad que gestiona el peor gobierno? Todo viene manga por hombro. ¿Qué pasaría si esta pandemia no viniera de un país comunista -que se callan como todo lo del comunismo-, si no que hubiera partido de Estados Unidos., y gobernara aquí la derecha? Con la que liaron con aquello del ébola que murió  un perro...

La ley del embudo, ley de la izquierda, está hecha a su modo y medida y es

fácil de entender, si hay voluntad: (lo mío es mío y lo de los demás, también) Es la idea de la propiedad/libertad que tienen y quieren eliminar. La izquierda alberga toda la basura, morralla y desechos que vomita una sociedad podrida y enferma, por su causa. Es aberrante, y se nota. Los peores perversos y los mejores adoquines nos gobiernan, y después les gusta tirarlos a VOX. Gran parte de la sociedad está perfectamente representada por estos buitres del poder, a quienes votan y rinde pleitesía.

Al partido socialista, partido más corrupto y criminal que se conoce en la historia, no le falta de nada, pero todo malo; es el más ladrón que robó no sólo el oro y riqueza de España sino que la llevó a la desesperación y a la guerra civil. Le echó toda la culpa a la derecha, como sigue haciendo hoy. Quedó bien retratado y no cambió. Y quiere volver a las andadas, porque es incorregible y perverso, y cada día está más cerca de ello: sólo el necio persevera en sus errores. Menos mal que Vox, le está parando los pies; desde luego no ayudado por Casado que sólo hizo, que echarle mierda encima, y como el perro del hortelano, no quiso hacer la moción de censura por sí mismo, ni ayudado por Vox, y rompió con él de forma tan lamentable. No quiso nada de Vox, si no reprimirlo y acusarlo de los siete males. También humillarlo: "Hasta aquí hemos llegado" le dijo tras afirmar que había pisado la sangre de las víctimas. ¿Se refería a Ortega Lara víctima de ETA, y fundador de VOX? Lo de Pablo Casado es imperdonable, y no puede seguir. Pablo Casado dinamitó a la derecha y ahora si no se recompone nos comerán los lobos del diablo comunista que están al acecho. Nos ha herido y perjudicado a todos, como hizo antes Rajoy. En política no hay ningún fallo perdonable, y "Roma no paga traidores". Ambos no tienen lugar en la política española. Cuando el enemigo te tire sin piedad cañonazos en el frente, y te deje malherido y sangrando moribundo, no le pidas auxilio a tus vecinos de VOX, pídeselo a los rojos. ¡So Payaso!