Pero muy a pesar de los detractores no injusto. Penalti claro aunque Bufón se enfade, por lo que le expulsaron.

Habría tres minutos de añadido y el Madrid ahí, en su tiempo, se volvió loco para desesperación de los aficionados con afecciones cardíacas. Y es en esos tres minutos cuando llegó el penalti claro. Centro al segundo palo, Cristiano Ronaldo lo metió en la olla de cabeza y cuando Lucas Vázquez iba a rematar en el área pequeña, Benatia lo arrolló por detrás. Llegó la tangana en la que Mandzukic estuvo intentando desestabilizar a Cristiano Ronaldo, que suponía que sería el que lo tire.Casi cinco minutos tardó en tirarse el penalti, pero no le tembló el pulso. Duro, alto, directo a la escuadra. Cristiano Ronaldo ha marcado un penalti que vale una semifinal de la Champions.

El Real Madrid se clasifica para las semifinales de la Champions. Con muy poco brillo y muchísimo sufrimiento. La Juventus logró poner al equipo blanco contra las cuerdas poniéndose 0-3 con un doblete de Mario Mandzukic y un tanto de Matuidi. Sufrió lo indecible el equipo de Zidane, en un partido muy pobre, pero un penalti en el último minuto sobre Lucas Vázquez le ha salvado. 

Zidane debería hacérselo mirar, lo de poner a Carvajal a defender en el juego aéreo al más alto de la Juve.

Lo dicho, el Madrid gana como les pone enfermo a sus enemigos: de penalti y en el último minuto, pero faltó la coletilla de injusto. Fue penalti. Ahora se llenarán horas y horas de televisión, pero fue penalti.