Como informamos hoy en El Correo de España el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número uno de Valencia ha considerado que portar la bandera con el Águila de San Juan, no es ilegal. La jueza Laura Alabau ha estimado el recurso presentado por una manifestante sancionada con 4.000 euros por la «exhibición pública de banderas con escudo franquista» durante la manifestación celebrada el 12 de octubre de 2020, convocada por España 2000, en el barrio de Benimaclet de València. Entrevistamos brevemente a la protagonista, Carlota Sales.

Carlota Sales, franquista por ADN y de nacimiento, por encima de siglas y partidos. Luchadora incansable creyendo en mí misma y en Dios, en la Virgen del Pilar y con Fe en la justicia.

¿Por qué decidió recurrir la sanción?

Por la importancia de luchar por los principios personales, llegando incluso a los tribunales, es imprescindible. Me impusieron una sanción administrativa de 4000 euros la Generalitat Valenciana por acudir a una manifestación el 12 de octubre de 2021 en Valencia capital de manera injusta y abusiva.

¿Quién le denunció?

No fui identificada por ninguna Fuerza de Seguridad, solamente me identificó un personaje llamado Luis Recadero que escribe en "El Público", como así constaba en la sanción administrativa.

¿Qué alegó usted en su defensa?

En las alegaciones dije que la bandera del Águila de San Juan no es franquista, sino de los Reyes Católicos, y que no soy un edificio (se basaban en una ley autonómica que prohíbe banderas del Águila de San Juan en edificios).

¿Qué hizo después?

Ante la falta de buena actitud ante mis alegaciones, decidí presentar un recurso, cosa que nadie ha hecho nunca, defendiendo mis símbolos, mis creencias.

¿Por qué lo hizo, pese a tenerlo tan difícil?

Porque hay que confiar en la justicia...siempre habrá un juez justo, un juez libre, un juez que, por encima del que dirán, te de la razón si la tienes. Y así ha sido.

¿Puede sentar jurisprudencia esta sentencia?

Así es, se nos ha abierto una puerta a los patriotas que defendemos a la patria española. La ley autonómica prohíbe banderas del Águila de San Juan en edificios, no prohíbe llevarlas por la calle. Es una sentencia histórica que demuestra que no hay ninguna ley que impida mostrar la bandera nacional con el águila de San Juan en actos.

¿Quiere añadir algo?

Me gustaría agradecer a la abogado, María Roberto, que aceptó llevar el caso llevar un caso que tenía bastante difícil al ser la primera vez que se presenta un recurso a una sanción administrativa de esta índole. Ella sola se enfrentó a la Generalidad valenciana y salió triunfadora.