La guerra de Ucrania es una fuente de lecciones militares, pero no quisiera entrar en ello sin destacar un imprescindible liderazgo político, enamorado de su patria y comprometido con sus gentes, hasta el punto de pedir la entrega a la causa de Ucrania y de conseguir su aprobación con el riesgo de la propia vida. La Defensa como la Sanidad es cosa de todos y como la salud requiere preparación y recursos para prevenir y curar.

Hay varios aspectos en la guerra de Ucrania que han resaltado desde el punto de vista militar. Aspectos que en España están absolutamente influenciados por las sucesivas decisiones políticas, que sitúan el esfuerzo de España en Defensa, en relación con su PIB, en los últimos puestos de los 30 países OTAN.

Estos aspectos a destacar son: La Defensa Operativa del Territorio (DOT), la Movilización, las Operaciones Especiales, la Misilística Tierra-Tierra ademas de la Mar-Tierra, los Drones, la Estructura del Ejército y la cobertura de las plantillas de la Unidades, tanto con personal como con armamento y material, un Planeamiento centralizado y ejecución descentralizada, primando la iniciativa dentro de una disciplina intelectual fuera de todo corporativismo y la Historia y los Valores Humanos aglutinados por encima del adoctrinamiento politico ideológico.

Todo viene siendo influenciado por unos presupuestos que no permiten tener un instrumento suficientemente disuasor frente a los riesgos que afronta España.

A veces, los militares no son claros sobre lo que realmente se puede hacer, pero más a menudo son los políticos quienes no quieren escuchar los consejos militares porque simplemente no es lo que quieren escuchar pero, en España, varios de los últimos Jefes de Estado Mayor de la Defensa (JEMADs) han expuesto con mayor o menor detalle la insuficiencia del esfuerzo en Defensa.

Si bajamos al nivel individual, el del Infante, este carece de la munición suficiente de fusil para prepararse cumplir su misión y sobrevivir. Sólo se lleva a cabo un esfuerzo de tiro previo a su despliegue en alguna misión de paz.

El ataque ruso se ha visto sorprendido al encontrarse con una nación ucraniana que, despierta y con las lecciones aprendidas tras la invasión y ocupación rusa de Crimea en 2014, decidió prepararse para enfrentarse con todos los recursos humanos y materiales a la destrucción y desaparición de su país.

La DOT, que ya existió en España, implica tener unas Fuerzas Territoriales constituidas por unidades ligeras que van a combatir en terreno conocido y con capacidad de movilizar y organizar el personal de esos territorios.

La DOT necesita una capacidad de movilización en diferentes aspectos como el industrial, el militar, el alimentario, los servicios… La movilización militar que existía en España, cuando había servicio militar, clasificaba a los licenciados y después daba lugar a ejercicios con las diferentes series. Esta movilización fué clave ante la pretendida invasión de Hitler e incluso aliada, y antes, sin estar organizada, surgió espontáneamente obligada por la cruel invasión napoleónica. Las Operaciones Especiales son un complemento en la DOT para el levantamiento de Guerrillas en terreno enemigo.

El agresor debe saber que aunque elimine a un ejército de élite, cada vez más reducido, se encontrará enfrentado a toda una nación en armas sin distinción de clases.

Las Operaciones Especiales, por otra parte, trabajan sobre objetivos estratégicos de gran valor mediante acciones de reconocimiento especial en profundidad y acción directa, como hemos podido ver en algunos casos en la guerra en Ucrania: desde localización y eliminación de Puestos de Mando, inc. autoridades militares, a información y destrucción sobre cadenas logísticas en la retaguardia enemiga. El ejemplo es lo que se hizo preparando el Desembarco Normandía, con acciones contra los alemanes, mediante los planes de ataque Verde (Líneas de Ferrocarril), Violeta (Líneas Telefónicas), Azul (Líneas Alta Tensión), Amarillo (Puestos de Mando), Negro (Combustible) o Rojo ( Depósitos de Munición) ejecutados por la Resistencia francesa dirigida por el SAS británico.

La Artillería en España carece de Lanzacohetes Múltiples (MLRS) con posibilidad de empleo de varios tipos de munición, incluidos misiles guiados Tierra-Tierra de largo alcance (500Km) absolutamente necesarios cómo disuasión para poder responder a una agresión.

El Ejército de Tierra, que requiere capacidad de ocupación física para defensiva y ofensiva, ha ido siendo adelgazado por debajo de mínimos y ya no vale hablar de Grandes Unidades, hay que ver la cobertura de las mismas y de sus Batallones en Personal, Armamento y Material. 

El ejemplo ruso es esclarecedor. Rusia ha pretendido mantener un ejercito profesional combinado con un ejército de servicio militar. La ingeniería numérica, que también se puede dar en España, ha estallado ante la realidad de una guerra.

Primero se calculan las plantillas de guerra con base binaria, ternaria o cuaternaria, después se aplica un porcentaje de cobertura de un 75% y luego se cubren a un 70% ese 75% pudiendo quedar cubiertas al 50%.

Los Batallones rusos de Fusíleros Motorizados con plantillas teóricas aproximadas entre 450 y 550 solamente estaban cubiertos con 350 y aun así muchos se quedaban en 250. Las Compañías de 100  con una cobertura de 75. Las secciones de a 22, con 3 pelotones a 7 fusileros que, restando el conductor y un tirador del vehículo, quedarían en 5 siempre que las plantillas autorizadas estuvieran cubiertas.

Teniendo en cuenta que una unidad con 25% de bajas se considera destruida se estaría trabajando con unidades que no cumplen los propósitos de su diseño.

Los Carros de Combate (Main Battle Tanks) necesitan, máxime en ofensiva en terreno urbano, ser protegidos por Infantería protegida pero desembarcable a pie pues al carecer de ella son presa fácil de emboscadas Contracarro y eso les ha ocurrido a los rusos. Como dato basta saber que España dispone de aproximadamente 200 Carros de Combate y Rusia ha perdido ya más de 1.300. No pensemos que los carros de combate se han acabado, han de adaptarse a sus nuevas amenazas.

La organización de la fuerza debe tener presente su estructura y cobertura según el carácter de la operación y la misión principal.  Los rusos han pagado caro una estructura y cobertura inapropiadas para la guerra en Ucrania. No ha sido un paseo militar.

Pretendiendo ser una operación especial rápida, Putin buscó una fuerza abrumadora Acorazada, Mecanizada y Helitransportada que colapsara las Fuerzas Ucranianas. La joya de la corona Kiev, fué confiada a las mejores unidades y con más efectivos profesionales, tales como las Unidades de la Guardia y de las tropas Aerotransportadas, que fracasaron sufriendo gran cantidad de bajas.

La munición necesaria para llevar a cabo cualquier operación necesita disponer de reservas a nivel nacional para acumulación con proyectos especiales de municionamiento, particularmente la munición de Artillería y de Carros de Combate. ¿Para cuántos días de combate tiene España reservas de munición? ¿Deberíamos ser capaces producir al menos las municiones de mayor consumo? ¿y cabezas inteligentes? También podríamos hablar de raciones, explosivos, pilas de radio, medicamentos y material sanitario,…

La guerra electrónica y los medios de inteligencia técnico del campo de batalla no se improvisan como tampoco se improvisa el personal con instrucción para servirlos.

Los drones, ya insuficientes, sea cual sea su tamaño y dependencia, necesitan ser coordinados para atender a su misión de inteligencia y ataque. Comprar drones desarmados es una temeridad y un malgaste de recursos.

Podría mencionar la necesidad de más helicópteros pesados tipo Chinook y los de ataque, así como Artillería Antiaérea portátil  para las unidades de maniobra terrestres, así como  de largo alcance frente a Aviación.

El secreto del éxito defensivo ucraniano frente al gigante ruso (Z) también estriba en el reparto de papeles, sin pisarse la manguera, entre la parte técnica militar del JEMAD  Valeriy Zaluzhny (VZ) que controla pero dejando iniciativa a sus Mandos y la parte política del Presidente Volodímir Zelenski (VZ) que se dirige al pueblo y a la arena internacional.

¿Y España está suficientemente defendida? ¿Qué riesgos o amenazas afronta?  La falta de defensas atare la enfermedad y es mortal.