Desnuda y en una bañera, aunque para burlar la censura tapa estratégicamente sus partes íntimas. Así ha celebrado la actriz estadounidense la mareante cifra de seguidores.

“Sonriendo porque sois diez millones”, escribe una Emily cuyo nivel de popularidad ha crecido como la espuma desde que dejó el fútbol para dedicarse al modelaje.

 

 

No te pierdas su galería.