He visto las últimas noticias sobre la colaboración de este sujeto con todos los medios de comunicación independentistas habidos y por haber y no he resistido al deseo de dedicarle un artículo porque es la persona que más está haciendo por destruir nuestra patria y la pacífica convivencia.  
 
Fruto de no se cuales traumas infantiles, su odio visceral a todo lo que representa nuestro país y al triunfo de la belleza y la excelencia, este individuo dedica todos sus esfuerzos y energías a la destrucción.  La destrucción de todo lo que es bello y valioso en nuestras vidas. La destrucción de todo aquello por lo que luchamos y nos hace ser mejores.
 
Lo último que se le ha ocurrido es colaborar con el medio independentista vasco GARA. Como si en un arrebato de insolencia pretendiera desafiarnos a los que luchamos por una España mejor. No juegues con tanto fuego pues te acabaras quemando Pablo. Lo primero que vas a perder con esta actitud es el aprecio de los pocos seguidores que te quedan.
 
Desde su marquesado de Galapagar el sujeto de marras ha perdido el poco contacto con la realidad que tenía.  Y se ha embarcado en un viaje sin retorno despreciando a sus ex-votantes. Yo le recomendaría que como zamorano de origen se diera una vuelta por Castilla y León y viera cuales son los problemas reales que tiene la gente. Envejecimiento, desindustrialización, desesperanza, paro y sobre todo una DESPOBLACIÓN GALOPANTE que va a llevar a la desaparición de aquí en quince años de varias regiones españolas. Por no hablar del ATRACO al que nos vemos sometidos los ciudadanos por parte de sus acólitos sitos en una burbuja ideológica urbanita que no les deja ver la realidad ni quieren verla.
 
A esto le podemos unir la amenaza musulmana a nuestros territorios del Sur y la balcanización de España también. Estos Pablo Iglesias, son los problemas que preocupan a la gente común. Ya sabemos que las "elites" universitarias urbanitas llevados por no se que lecturas teóricas de filósofos que no hicieron otra cosa en la vida que vivir del cuento y de sus familiares, estáis empeñados en construir un utópico mundo ajeno a la verdadera naturaleza del ser humano. Pero eso no quiere decir que tengáis la razón. Seducidos por el caviar y el champán os endiosáis progresivamente y desconectáis del mundo y sus problemas. Y no veis por donde vienen los tiros ni el futuro, en especial la más que segura futura III guerra mundial entre Occidente y el Islam.
 
Así que te aconsejo, que antes de seguir expandiendo tu cizaña y tu veneno propios de una mente totalmente enajenada, te des un baño de realidad y recuperes una cordura que no se muy bien si alguna vez la habrás tenido. Es muy sencillo, trasládate a vivir a un pueblo de Castilla y León de menos de 200 habitantes y veras en pocos meses las habas que se están cociendo. Tienes la fortuna que desde internet puedes seguir trabajando en ese periodismo que dices que es lo que te gusta.
 
Pero por favor, no sigas con esa carrera insensata que estas empeñado en llevar a sus últimas consecuencias. No producirá nada más que daño y desgracias. Lo que necesita nuestra patria en estos momentos es gente preparada y capaz, no demagogos parlanchines que no las han visto más gordas en su vida.
 
Para empezar, con tanto saqueo y tanto impuesto injusto, nos estáis quitando la ilusión y el afán de prosperar a los pocos que quedamos queriendo hacer algo bonito en la vida que dejar a nuestros herederos cuando muramos. Estáis capando las ideas constructivas de la gente de valía a base de promocionar el igualitarismo por debajo.
 
No tienes ni idea de las noches sin dormir que pasa un emprendedor en busca de soluciones a los problemas de su negocio. No tienes ni idea de lo que significa en esfuerzo el pagar las nóminas de los empleados. No tienes ni idea de la gracia que hace que todo el esfuerzo de tu vida al final vaya para Hacienda para que esta distribuya ese dinero entre votantes afines y amigotes. Redistribución de la riqueza lo llamais vosotros.
 
No tienes ni idea del daño que está haciendo vuestra envidia hacia aquellos que tratan de crear un mundo más bello y mejor gracias a su talento y capacidad de trabajo. No tienes ni idea la clase de niñatos mimados que estáis creando con vuestro fomento de la holgazanería en las escuelas. No tienes ni idea de lo dañino que es vuestro veneno ideológico.
 
Por ello, vuelvo a repetirte, trasládate a un pueblo, compra unas tierras, tu que dinero te sobra, y date un baño de realidad. Así puede que un día de estos seas capaz de hacer algo positivo por tu país a partir del conocimiento de los verdaderos problemas que sufrimos los ciudadanos. 
 
Y mientras tanto déjanos de exabruptos y de salidas de tono. Bastantes problemas tenemos ya para que tu vengas a crearnos otros nuevos. Así que si quieres volver a la política hazme caso porfi.