Ayer se cumplió el 102 aniversario del nacimiento de Don Blas Piñar López. Editor, notario y fundador de Fuerza Nueva, Frente Nacional, Frente español y presidente de honor de AES.

Blas Piñar tiene una dilatada carrera laboral y política en torno a la defensa de la soberanía nacional, Hispanidad, cristiandad en gala de un patriotismo social y orgánico.

Tildado por ser un catastrofista y exaltado incluso dentro del régimen anterior, en donde descubrió que anidaban como las termitas los mayores traidores que construyeron el régimen del 78 masónico, liberal, marxista que hoy padece el pueblo español y el muy acertadamente ya vaticinó. 

Fue cesado en 1.962 de la presidencia de los estudios hispánicos por denunciar la injerencia yanqui dentro de España ya que había bases en Torrejón de Ardoz, Rota y Zaragoza. Ahí con el aperturismo político ya empezaban las primeras grietas del régimen del 18 de julio defenestrado por traidores que en la democracia ya intentaron encontrar acomodo cambiando la camisa azul y boina de requeté por el traje de demócrata.

Su demoledor artículo llamado. Hipócritas en el que Piñar expuso una serie de sucesos que más tarde fueron verdades ya que Blas fue ante todo un orador profético y un verbo hecho carne.

Fundó la revista Fuerza Nueva en el que su primer número salió el 4 de enero de 1.967 y lanzó la consigna del 18 de julio. Ni se pisa, ni se rompe.

Hoy los jóvenes recordamos su figura en toda España ya que como dice el sabio refranero castellano. Es de bien nacido, el ser agradecido y como no tener en consideración a aquellos hombres que como don Blas fueron consecuentes hasta el final.

Sería conveniente recordar también a los demócratas de manual tanto liberales como social demócratas de que ellos son los culpables del paro, de la baja natalidad y de las calamidades y penurias por las que pasa el pueblo Español.

Lástima que la democracia liberal no entienda de verdades en las que es de obligado cumplimiento habitar, Pero sí de tiempo, horas, minutos y segundos. Aquellos que tanto se jactan del manido y manoseado. Libertad, igualdad y fraternidad que bajo esas bellas palabras no se cumple ninguna. Cabe destacar que son palabras huecas. Cuando precisamente a España la han salvado los hombres que vienen precisamente encomendados de la providencia.

Véase Franco, José Antonio que nos lo arrebató el frente popular y Blas Piñar. Un visionario en toda regla del que dio pleno al homosexualismo, la ideología de género, el paro, el divorcio, el uso desmesurado de anticonceptivos + píldoras abortivas ya que sin respeto y jerarquía no hay moralidad. Si no caos y desorden constante que no traen consigo unidad en vertical hermandad de solidaridad. Sino comunismo derivado de la anarquía. 

Hoy somos muchos sobre todo jóvenes que queremos honrar la memoria de nuestros caídos de Franco, de José Antonio y recordar con nostalgia pero con miras hacia  el futuro a un hombre que estuvo atento al devenir de España y luchó sólo en el congreso por un patriotismo social y orgánico.

Sin más preámbulos:

ARRIBA ESPAÑA Y CAUDILLO BLAS PIÑAR.

 

¡¡¡ PRESENTE  !!!