El director del Instituto de Patología de la Universidad de Heidelberg, Peter Schirmacher, ha realizado más de cuarenta autopsias a personas que murieron durante las dos semanas  posteriores a la recepción de la timovacuna y ha expresado su preocupación por sus resultados.

Timovacunas, muy peligrosas

El galeno Schirmacher, “vacunado”, para despejar dudas desde el inicio, ha  manifestado que entre el 30% y el 40% de las personas que examinó murieron a causa de la “vacuna” y que, en su opinión, la frecuencia de las consecuencias mortales de las timovacunas está "subestimada".

Tras sus hallazgos, Schirmacher pidió que se hicieran más autopsias a personas vacunadas para seguir determinando si el tecno-matarratas transgénico se halla vinculado con las defunciones. Tan obvio, agrego. Advirtió que el elevado número de casos no notificados de muertes relacionados con el tecno-veneno se debe en parte al hecho de que "los patólogos no notan nada en la mayoría de los pacientes que mueren después de la vacunación".

No se puede ignorar la reputación y la seriedad de Schirmacher

El propio Schirmacher dirige un proyecto de autopsias sobre los fallecidos de la presunta covid-19. Luego él mismo amplió el foco de atención y comenzó a realizar autopsias a más de cuarenta kakunados fallecidos. Aunque sus resultados representan una muestra pequeña, es una representación inquietante de un panorama más amplio: entre el 30% y el 40% murieron a causa de la propia vacunación. El patólogo citó, también, "efectos secundarios raros y graves de la vacunación, como la trombosis venosa cerebral o las enfermedades autoinmunes”.

En respuesta a las críticas que ha recibido, Schirmacher negó falta de competencia, afirmando que "los colegas están definitivamente equivocados porque no pueden evaluar esta cuestión específica de manera competente”. En fin.

https://www.augsburger-allgemeine.de/panorama/Corona-Chef-Pathologe-der-Uni-Heidelberg-draengt-auf-mehr-Obduktionen-von-Geimpften-id60235361.html