Recientemente, haciendo la compra una de las trabajadores del supermercado me preguntó sobre las causas de la muerte súbita en los niños, le pregunté porque me hacía esa pregunta, y me comentó que su nieta de 5 meses acababa de fallecer de repente hacía 5 días, sin estar enferma, en ese momento lo primero que se me ocurrió fue abrazarla, entendía el dolor por el que estaba pasando, no hay palabras de consuelo para una situación así, le pregunté si tenía un ratito, quería explicarle lo que se sabe, de forma cercana, cogiéndole las manos, hablándole bajito y despacio, porque sobre todo lo que entendí que necesitaba era expresar ese dolor con alguien que le diera un poco de luz a su desconocimiento, necesitaba llorar porque delante de su hija debía hacerse la fuerte.

 

Seguía sin entender cómo pudo pasar, eso es lo normal en estos casos, hay cosas imposibles de entender sólo toca aceptarlas y eso también cuesta, la tranquilicé diciendo que la mayoría de las veces no se sabe la causa, y que por su puesto nunca es por descuido de los padres, abuelos y/o cuidadores, que esas cosas pasan y no siempre es a los demás a quien les pasa.

 

Le dije que el tiempo No todo lo cura, que la vida sigue, pero No sigue igual, que hay cicatrices que son tan profundas y grandes que no se llegan a borrar y que siempre que necesite hablar, que me lo diga porque yo la sabré escuchar, que es importante elegir con quien se expresan los sentimientos no todo el mundo sabe o está preparado para acompañar en las situaciones difíciles y no es porque no quieran es simplemente porque no saben y lo evitan y por otro lado intentan consolar diciendo frases aprendidas que a quien está lleno de dolor no solo no le consuelan sino que se da cuenta que no están en sintonía y les enfada más que les ayuda.

 

He acompañado en muchas ocasiones a familiares y he llorado con varios, alguien pensará que eso no es ser profesional, pero yo no opino igual, rio y lloro con mis pacientes si hace falta (de alegría en los partos y de tristeza en las situaciones muy terribles que la vida les ofrece a determinadas personas) y les llamo después de un tiempo, siempre lo he hecho, ellos lo agradecen y sienten que pueden hacer preguntas que se les quedaron en el aire o que les aparecieron después, hacer esto desgasta por la implicación emocional, pero por otro lado enriquece; trabajo con personas y en ocasiones por ese motivo he llegado a oxigenar a un perro y reanimarle en mi propio pueblo (Lozoyuela) por un incendio hace unos años.

 

30805.jpg

 

La muerte de una persona siempre es traumática para sus familiares y amigos, en mi experiencia laboral he tenido que asistir en muchas ocasiones a fallecimientos a cualquier edad, este tipo de avisos siempre son dolorosos para nosotros porque en mi caso me resulta difícil no empatizar con los familiares, es cierto que la edad es un factor importante y determinante a la hora a afrontar la pérdida de un ser querido, sobre todo cuando no está previamente enfermo, esto es lo que ocurre en la muerte súbita o muerte repentina e inesperada.

 

La Muerte súbita en el Lactante (=primer año de vida) o incluso niños de mayor edad (hasta los 2 años), porque fuimos a un niño que falleció con 16 meses de edad (después de ser adoptado y haber estado intentando, la madre, durante más de 12 años quedarse embarazada, ¿imaginan la situación, la desesperación y el dolor de esos padres?).; es una muerte inesperada y repentina (como he dicho más arriba) en donde la autopsia no revela una causa explicable de la muerte.    

 

Causas Problables:

Realmente a día de hoy se desconoce la causa (eso es lo que le dije a Magdalena) exacta y sólo existen posibles factores que pueden inducirla o favorecer que ocurra:

-       La incapacidad del lactante / niño para despertarse.

-       El organismo del niño no es capaz de detectar que no se está realizando una correcta ventilación (acumulación de dióxido en sangre que produce adormecimiento más profundo e incluso parada respiratoria).

-       La edad de mayor frecuencia es entre los 2 y 4 meses y afecta más a los niños que a las niñas, con mayor frecuencia durante el invierno.

-       El dormir boca abajo.

-       Ambiente intoxicado de humo o madre fumadora.

-       Camas excesivamente blandas, que dificultan el movimiento de los bebés y los envuelve demasiado.

-       Ser prematuro (o partos múltiples: mellizo, trillizo…)

-       Vivir en condiciones de pobreza.

Aunque los estudios muestran que lo bebés con los factores de riesgo mencionados tienen más probabilidad de resultar afectados, realmente no se ha podido demostrar 100%.

Síntomas

Casi todas las muertes de este tipo, se presentan sin ningún aviso ni síntoma. En la mayoría de las ocasiones la muerte ocurre cuando el bebé está durmiendo lo cual dificulta su reanimación, porque cuando llaman a los servicios de emergencias, ha transcurrido demasiado tiempo, para poder reanimarles o para que no queden secuelas permanentes por la falta de oxígeno al cerebro durante un largo tiempo (lo que acentúa el sentimiento de culpa en quien lo detecta).

 muertesubita

 

Prevención

La Asociación Española de Pediatría, recomienda lo siguiente:

  • Ponga siempre a un bebé a dormir boca arriba(incluso durante las siestas). No acueste a un bebé a dormir boca abajo. 
  • Ponga a los bebés a dormir sobre una superficie firme (como una cuna). El colchón debe ser firme y mantenga fuera de la cuna objetos blandos.
  • El bebé permanecerá boca abajo, cuando esté despierto y bajo vigilancia de un adulto.
  • Nunca Fume ni beba alcohol, estando embarazada y no deje que nadie fume cerca del bebe.
  • Comparta esta información con todas las personas que vayan a cuidar al bebé
  • Deje que los bebés duerman en el mismo cuarto (NO en la misma cama) que sus padres. En lo posible, las cunas de los bebés deben estar ubicadas en la alcoba de los padres para permitir la alimentación por la noche y escuchar su respiración.
  • No abrigue en exceso a bebé cuando le acueste, pero asegurese que no pase frío con ropa cómoda y calentita (evite mantas pesadas, edredones o sábanas sueltas con las que se pueda enredar).
  • Vigile que la Tª ambiente No sea muy elevada. El bebé no debe sudar.
  • Pueden dormir con chupete.
  • La lactancia materna disminuye el riesgo de muerte súbita.