**El caso del Moñitos es el mismo que el del Doctor: dos pícaros-mafiosos de la política. Más hábil el Doctor. En definitiva Moñitos no pasa de ser un tontaina osado e iluminado, peligroso solo por el “centrismo” de la seudooposición del PP.
**La mayoría de los votos de Ayuso han sido a ella, no al PP. Y se abre una nueva situación: ¿se impondrá en el PP Ayuso o se  impondrán el Mequetrefe del Máster y el Pujol de Galicia (Puxoliño)?  ¿Vamos a ver una pugna interna o la absorción de Ayuso por el PP?

**La posición de Ayuso es sumamente equívoca. Su rotunda oposición al Doctor, en abierto contraste con las ansias del Mequetrefe de encamarse con él, no impide que en casi todo lo demás siga la línea “centrista” marcada por Zapatero: leyes de memoria y de género, etc. 
**Que la política española haya degenerado en una farsa esperpéntica a cargo de personajillos grotescos, revela el gravísimo daño que el antifranquismo ha hecho a la democracia y la unidad nacional. Todos esos sujetos, desde el Mequetrefe hasta los etarras,  proclaman su antifranquismo como seña de identidad unitaria. Y no mienten.

**Ahora es el momento de que personas independientes emprendan una ofensiva de opinión pública en una triple dirección: reivindicación de la legitimidad histórica del franquismo como base para una democracia real; reivindicación de una política cultural frente a la colonización por el inglés; reivindicación de la  neutralidad como clave de una política internacional independiente.

**Lo de que el Moñitos se ha ido de la política está por ver. Aunque a lo mejor emigra a Venezuela, dados sus problemas con los tribunales. Y la mafia del Doctor, desde luego, seguirá aún  cometiendo fechorías “contra Franco”, es decir, contra la unidad nacional y la democracia.
**Se abre un panorama interesante en el que la necesaria lucha contra el Doctor y Podemos-Más Madrid puede dar la victoria a VOX