Tal vez medio año, como pronostica el casi siempre diestro Vernon Coleman. O tal vez algo más. Dependerá, en todo caso, de nosotros. Nos dirigimos no solo a una brutal recesión, sino a una depresión profunda. Derrumbe completo. Ruina, colapso, escasez de alimentos, cadena de suministros tronchada, impagadas deudas, quiebras, bancarrota. España, por supuesto. Los servicios, cortados. Suspensión de pensiones y otros pagos. Cuando las economías se hunden, el número de personas que mueren siempre se incrementa. Nos están eliminando uno por uno. Escaso medio año de libertad a menos que luchemos en esta guerra que nos han declarado con más determinación. Miren los dos últimos años, apenas reacción.

Estados Unidos, laboratorio de la tiranía satánica y globalista

En Usa, el satánico plan "Build Back Better" (6uild 6ack 6etter) de la Momia Biden. Y la CIA preparando atentados de falsa bandera, por ejemplo a cuenta de la farsa de la viruela simiesca ("revelation of terror group origin including infiltration of civilian biolab"). Llamémosle apocalipsis zombi, o mejor aún, prefiguración de la Gran Tribulación de la que habla la Biblia. Palabra de agnóstico.

El funesto Obama, que algo sabe del despótico globalismo, indica que esto solo es el inicio.  Una larga serie de caóticos acontecimientos  incendiarios diseñados para fragmentar y conquistar: divide et impera.  Las muy controvertidas decisiones del Tribunal Supremo yanqui sobre el aborto, la segunda enmienda e incluso el cambio climático, espoletas. En fin.